A la cancha: un tour para vivir la pasión por el fútbol

Un bus recorre cinco estadios icónicos de la ciudad para conocer su historia
Mauricio Giambartolomei
(0)
17 de diciembre de 2016  

Una selfie frente al estadio de Boca
Una selfie frente al estadio de Boca Crédito: Silvana Colombo

Del vestuario de club de barrio de Huracán a los vestidores estilo europeo de Boca. Del museo de Argentinos Juniors -creado por un grupo de hinchas con las donaciones que reciben de los socios- al túnel del tiempo que invita a recorrer la historia de River. La ciudad tiene más de 35 canchas y estadios de equipos que disputan diferentes categorías del fútbol argentino, característica que la convirtió en una atracción turística para los amantes del deporte.

Entradas a museos o vivir la experiencia de un partido desde la popular son las propuestas que se ofrecen, principalmente, a los turistas extranjeros. A ellas se le suma ahora el tour Barrios Futboleros, un recorrido que propone conocer la historia de cinco equipos porteños y su relación con la zona donde están arraigados.

Mirar un Boca-River es un atractivo mundial. Hace dos años la revista especializada Four Four Two lo ubicó como el mejor clásico del mundo, por encima del uruguayo Nacional-Peñarol y el español, Barcelona-Real Madrid. Para los argentinos no hay dudas: es el mejor partido del planeta. Los elogios de la prensa internacional hicieron crecer el interés de los futboleros de otros países.

Muchos turistas llegan hasta la Argentina con un objetivo: pisar la Bombonera o el Monumental. Para ellos existen agencias que organizan paquetes para visitar los estadios y los museos, que pueden costar hasta 60 dólares. También hay propuestas más extremas, como el Adrenalina Tour: mirar un partido desde el corazón de la hinchada de Boca, previo aprendizaje de los cánticos. Cada juego supone el ingreso de 80 a 100 turistas, que pagan entre 150 y 200 dólares por el acceso.

Barrios Futboleros es una experiencia más amigable y que ningún amante del fútbol debería dejar de realizar. Porque además de enlazar los estadios de Boca, Huracán, San Lorenzo, Argentinos Juniors y River -el mes próximo se sumará el de Vélez Sarsfield- propone conocer la historia de la Boca, Parque Patricios, Boedo, Paternal y Nuñez ligada a cada institución. El recorrido, que une a clubes más profesionales con otros de costumbres familiares, empezará pasado mañana.

Javier Lerner da detalles sobre el museo de Argentinos
Javier Lerner da detalles sobre el museo de Argentinos Crédito: Silvana Colombo

Identidades

Juan "Tano" Fazzini invita a comenzar con el paseo que se extenderá por cinco horas. "¡A alentar se ha dicho!", se escucha la voz del periodista en un video que se proyecta en el bus.

El ómnibus toma por el bajo porteño y pasa por detrás de la Casa Rosada mientras en dos pantallas se ven imágenes de la Bombonera y goles de Juan Román Riquelme y de Martín Palermo.

"Boca es una pasión inexplicable", dice, en el video, el ex futbolista xeneize, Sebastián Battaglia. "Es un club que me ayudó a crecer como jugador y como persona", agrega Rolando Schiavi.

En la esquina de Brandsen y Del Valle Iberlucea, varios turistas se sacan selfies antes de entrar al museo de Boca. Allí, al igual que en el de River, se reciben entre 25.000 y 30.000 visitantes al año, entre argentinos y extranjeros.

A pocas cuadras aparece el Palacio Tomás Ducó, la segunda parada del tour. Entre un estadio y otro, René Houseman deja en claro que "el mejor Huracán fue el de 1973", equipo que integró y terminó siendo campeón de la mano de César Luis Menotti. En el trayecto, con imágenes en blanco y negro de Parque Patricios, se relata la historia de la elección del nombre del club. Huracán estuvo cerca de llamarse Verde Esperanza, de acuerdo con la elección que habían hecho el grupo de fundadores. Pero un consejo de último momento cambió el rumbo de la decisión.

"El proceso de preparación del tour llevó seis meses. Hubo que hacer los contactos con los clubes, visitarlos, investigar y darle prioridad a la información para armar el recorrido", cuenta Juan Cruz Kevarkian, el guía de Barrios Futboleros, la propuesta que pasado mañana lanzará el Ente de Turismo de la Ciudad, mientras se acerca la próxima parada: el Nuevo Gasómetro.

En San Lorenzo se puede visitar el campo de juego
En San Lorenzo se puede visitar el campo de juego Crédito: Silvana Colombo

Fazzini menciona a los Carasucias, el equipo de los sesenta que estaba integrado por Horacio Doval, Fernando Areán, Victorio Casa y Héctor Veira. Y agrega que el club quedó "como un gitano errante" cuando el estadio se mudó de barrio y siempre quedaron presentes los deseos de volver a Boedo. "Es mi segunda casa. Es como estar sentado en el sillón de mi casa", suelta el Leandro "Pipi" Romagnoli, el último ídolo de San Lorenzo.

El final del tour se reserva para dos entidades bien distintas: Argentinos Juniors y River. En la Paternal asoman nuevamente las caracteríticas del club de barrio, con mucha participación de la familia. "Es un club único: de acá salió Diego [Maradona]. Además tenemos un museo formado por donaciones de hinchas que cedieron sus recuerdos y pertenencias. Ése es nuestro espíritu", explica Jaime Lerner, un socio entusiasta que aporta su sabiduría en los recorridos junto a los turistas. El museo, como todo el estadio, está colmado de imágenes de Maradona y objetos que usó el jugador.

River es la última estación después de cinco horas de viaje. El equipo conocido como La Máquina de Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y Félix Loustau viene a la mente al ver la locomotora que se encuentra en el hall principal donde también funciona el museo. Ese espacio de recuerdos es una pasarela en el tiempo que culmina con la exhibición de todos los trofeos que cosechó el Millonario a lo largo de su historia. O casi todos. El Monumental, siempre imponente, guarda las imágenes de partidos épicos, de River y de la selección nacional.

Los domingos empiezan con el asado o la pasta en familia y se completan con el partido de la tarde, en la cancha o frente a la pantalla. Suelen ser jornadas que logran saciar la sed futbolera de los amantes de este deporte. Al culminar el recorrido de Barrios Futboleros, la sensación es la misma.

Qué se puede ver en cada club

Boca Juniors

La primera parada de Barrios Futboleros es en la esquina de Brandsen y Del Valle Iberlucea. Se puede visitar el Museo de la Pasión Boquense y un sector de las plateas.

Huracán

El vestuario local y el hall de granito son algunos de los sitios que se pueden recorrer, pero el atractivo mayor es el campo de juego, al que se puede acceder hasta el círculo central.

San Lorenzo

Se recorre el estacionamiento para los jugadores, las plateas y los bancos de suplentes. Se puede pisar el césped, pero sin ingresar al campo de juego

Argentinos Juniors

El atractivo principal es el museo formado por pertenencias que donaron socios e hinchas del club. También se accede a la sala de prensa, los vestuarios y el terreno de juego.

River Plate

Se ingresa por el hall principal del estadio por donde se accede a un sector de la platea San Martín alta. Luego puede recorrerse el museo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.