Comienzan a regir las multas de hasta 7 mil pesos por exceso de velocidad en los accesos Norte y Oeste

Los conductores serán controlados en diferentes puntos para generar "un cambio de conducta y mayor respeto por las normas de tránsito"
Los conductores serán controlados en diferentes puntos para generar "un cambio de conducta y mayor respeto por las normas de tránsito" Fuente: Archivo
Valeria Musse
(0)
29 de diciembre de 2019  • 13:03

Circular a mayor velocidad de la permitida por los accesos Norte y Oeste ya no quedará en la nada. Desde este fin de semana, el gobierno nacional y los municipios comenzaron a trabajar de manera coordinada y multaron a los primeros infractores. Las sanciones van desde los $3500 hasta los $7000. Esta medida, que apunta a crear más conciencia vial, se suma a la reactivación de las fotomultas en la avenida General Paz.

Distribuidos en lugares rotativos, por ahora son 12 los radares que fiscalizan a los miles de usuarios que a diario transitan por la Panamericana (Acceso Norte) y por el Acceso Oeste. La idea es sumar más dispositivos para el mes próximo. "El fin es promover un mayor respeto por las normas de tránsito", señalaron desde el Ministerio de Transporte nacional.

Hasta ahora, existía una zona gris al momento de castigar los excesos de velocidad en esas dos autopistas. No había un plan coordinado entre la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) -que valida las infracciones y comprueba que los radares hallan sido homologados por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI)- y los municipios por los que atraviesan ambos accesos y que tienen la potestad para labrar las multas.

Solo entre enero y noviembre de este año se detectaron 751.937 vehículos que excedieron el límite de velocidad en los accesos mencionados. Sin embargo, indicaron desde Transporte, los infractores nunca fueron notificados.

La ANSV autoriza la colocación y el uso de radares sobre rutas nacionales de todo el país. Estos dispositivos están sujetos a controles previos del INTI. Una vez instalados -en este caso, son equipos móviles-, los radares funcionan operados por personal del municipio según su ubicación.

Si el dispositivo captura un vehículo en infracción, se solicita a la ANSV los datos del dominio del rodado en falta. Se confecciona el acta de comprobación y el distrito notifica por correo al titular del vehículo, quien puede realizar el pago voluntario de la multa o concurrir al juzgado de faltas para hacer su descargo.

Desde el ministerio resaltaron: "Los radares son la principal herramienta para disminuir los incidentes viales que son ocasionados por no respetar las velocidades máximas. El uso de esta tecnología permite dedicar los recursos humanos a otras tareas, como los controles de alcoholemia y estupefacientes, por ejemplo".

Cuando comenzó diciembre, volvieron a ponerse en marcha seis dispositivos a lo largo de la General Paz. Los últimos datos indicaron que los cruces de esa autopista con las avenidas Del Libertador, Castañares, De los Corrales, Mosconi, Balbín y 27 de Febrero fueron los puntos que más hechos con lesiones y muertes registraron en los últimos cuatro años.

"Es importante que los controles estén en puntos estratégicos para reducir la siniestralidad", resaltó a LA NACION Fabián Pons, presidente del Observatorio Vial Latinoamericano (Ovilam).

Números que preocupan

Los excesos de velocidad al volante causan uno de cada tres siniestros de tránsito en el mundo, según alerta la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En un relevamiento realizado por las concesionarias Autopistas del Sol (Acceso Norte) y Autopistas del Oeste, durante mayo de 2018, los resultados fueron contundentes: el 45% de los vehículos pesados que circularon por la Panamericana superaron la velocidad máxima permitida, de 80 km/h; el 36% lo hicieron en el Acceso Oeste.

En la Panamericana, para automóviles, la máxima es de 130 km/h y 110 km/h en el ramal Tigre. En la traza del acceso Oeste, en tanto, varía según el tramo, que puede ser de 130 km/h, 110 km/h o 100 km/h.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.