Coronavirus: qué reaperturas analiza la Ciudad para la próxima etapa

Los teatros, a la espera de reabrir sus puertas
Los teatros, a la espera de reabrir sus puertas Crédito: @multiteatro
Valeria Musse
(0)
5 de noviembre de 2020  • 15:45

Atentos a una situación epidemiológica que mejora cada día en la ciudad, el Gobierno porteño anunciará mañana cuáles serán las nuevas flexibilizaciones que le propondrá a Nación para la próxima etapa. La vuelta a la actividad de los teatros y la habilitación de reuniones sociales en los domicilios particulares, en todos los casos con un aforo limitado de personas, podrían formar parte de las novedades.

Por otra parte, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires informó hoy que los profesionales podrán circular para ir a trabajar todos los días, sin restricciones de horario ni por número de DNI, como se había estableció a partir de las reaperturas porteñas que empezaron entre mayo y junio, pero con limitaciones para evitar los contagios de coronavirus.

Así lo informó el jefe de Gabinete de Horacio Rodríguez Larreta, Felipe Miguel, en su cuenta de Twitter. En el decreto al que tuvo acceso LA NACION, consta que se dejaron sin efecto las restricciones de día, franja horaria y de circulación en función del último número del Documento Nacional de Identidad (DNI).

En la antesala de otra temporada teatral de verano, la Ciudad ultimaba estos días los detalles sobre cómo podrían volver a desarrollarse los espectáculos de una manera segura. Si bien, tal como lo explicó LA NACION anteayer,ya quedaron habilitadas las puestas escénicas al aire libre, aún resta determinar qué pasara con las salas internas de los teatros. Ayer, durante su habitual conferencia de prensa, el ministro de Salud Fernán Quirós dijo que antes de que termine esta semana podría haber alguna resolución al respecto.

"Hace dos semanas que venimos trabajando con el grupo de empresarios del teatro y evaluando, sala por sala, cuál es la calidad de ventilación que tiene cada una, cuáles son los volúmenes de aire, y cómo potencialmente podríamos proponer alguna apertura con una cantidad de gente que sea apropiada", indicó el funcionario.

Con algunos recaudos similares a los que se tuvieron en cuenta para la reapertura de los shoppings, que también son espacios cerrados de gran volumen, los principales puntos que se analizan están relacionados con el aforo limitado que se podría proponer -en principio, un 50% de la capacidad- y el distanciamiento que deberían tener los espectadores en el ingreso y egreso al lugar. Carlos Rottemberg, de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales y Musicales (Aadet), optó por mantenerse cauto ante el anuncio: "Somos optimistas", dijo LA NACION.

Según pudo saber este diario, las salas de cine también podrían tener alguna novedad en las próximas horas. "Estamos trabajando en el protocolo con el ministerio de Salud de la Nación y aún no está aprobado. Queremos coordinar todo para llevar tranquilidad a los espectadores. De hecho, en los lugares del mundo donde se reabrieron las salas no hubo un contagio que se produjera en un cine", dijo, ante la consulta de LA NACION, Gabriel Feldman, directivo de la Federación Argentina de Exhibidores Cinematográficos (Fadec) y CEO de la cadena Multiplex.

En principio, la idea es que los espectadores se ubiquen en cada sala en burbujas de hasta seis personas (siempre convivientes) y que mantengan distancia de dos butacas a cada lado, y de atrás y adelante, con otra burbuja. Se generaría una mayor distancia de tiempo entre cada función, para dar tiempo a la desinfección de la sala y evitar la aglomeración de gente, y las cadenas promocionarán, lo más posible, que la venta de entradas, alimentos y bebidas sea online.El uso del tapabocas sería obligatorio. Pero Feldman aclaró, preocupado: "Tenemos un problema adicional: si bien hay películas, por la pandemia muchos estrenos se pospusieron para el año que viene".

Otras medidas que se analizan

Otro de los aspectos de la vida cotidiana que están en carpeta del Gobierno porteño, y que terminaría de aclararse durante esta jornada, son las reuniones sociales en las viviendas particulares. Si bien hace tiempo la Ciudad hace especial énfasis en que la mejor opción es que amigos y familiares no convivientes se vean en espacios públicos abiertos como las plazas, las autoridades analizan por estos días darle un marco de formalidad a ciertos encuentros que hoy ya suceden en los domicilios. La idea sería que esas reuniones se lleven a cabo con hasta determinada cantidad de presentes -serían 10, en principio- y en espacios abiertos, como terrazas y balcones.

¿Qué pasará con los patios de juego en las plazas? Es la pregunta que a menudo se hacen madres y padres ante las rejas cerradas. La inquietud no habría pasado desapercibida para las autoridades porteñas, que también estarían ultimando los detalles de la propuesta.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.