Dieron de alta al testigo de Jehová que se negaba a la transfusión de sangre

Jorge Albarracín estaba en estado crítico luego de que dos ladrones le dispararan en un robo, pero se recupera lentantamente
(0)
23 de junio de 2012  • 14:25

Luego de pasar siete semanas internado, Pablo Albarracín , el joven de 38 años que fue víctima de un violento robo pero por ser Testigo de Jehová se negaba a recibir la transfusión de sangre que necesitaba, fue dado de alta de la Clínica Bazterrica. El pasado 4 de mayo fue secuestrado en su propio auto por dos delincuentes que lo hirieron gravemente: recibió seis disparos, dos de las balas están alojadas en su cuerpo, una en el cráneo y la otra en la cadera.

Pese a que necesitaba con urgencia la ayuda médica Pablo había firmado, por razones religiosas, un documento para que no le realizaran transfusiones de sangre, aunque de ello dependiera su vida. Su familia estaba conmocionada, y por eso recurrieron a la Corte Suprema, pero el fallo dictaminó que se respete su decisión . Su hermana entonces dijo que lo estaban "dejando morir", ya que su situación era crítica. Hoy Pablo se recupera lentamente.

"Pablo tiene la visión del ojo izquierdo reducida y la mitad del cráneo hundido; se lo reconstruirán con cirugía plástica, pero neurológicamente está perfecto. Mantiene conversaciones y camina bien. Perdió veinte kilos mientras estuvo internado", dijo a Perfil su padre, Jorge. Y agregó: "Con el apoyo de todos los que queremos podrá estar mejor".

Dentro de los próximos 45 días Pablo tendrá la confirmación de la fecha de cirugía para extraer la bala ubicada en la base de cerebro. Pero el hecho de tener a su hijo en la casa ya lo pone contento a Jorge:"Estamos muy felices, es una nueva vida para todos".

El robo hizo replantearse a Pablo seguir viviendo en el barrio y- según dice Jorge- tiene pensado mudarse porque "no se siente seguro en el barrio"

Todavía Jorge no habló con su hijo- según cuenta- de todo lo que generó su caso, y de la su lucha para tratar que los médicos dejaran sin efecto el documento que había firmado y que lo operaran, aunque ya llegará el momento. "Por ahora no le dijimos nada", dijo.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.