Dos viaductos más; otros hitos de la nueva cara de Buenos Aires

El viaducto Mitre permitió eliminar ocho barreras y abrir cuatro nuevos pasos entre Palermo y Núñez
El viaducto Mitre permitió eliminar ocho barreras y abrir cuatro nuevos pasos entre Palermo y Núñez Crédito: Santiago Filipuzzi
Avanzan las obras de elevación de las vías en los ramales San Martín y Belgrano Sur
Mauricio Giambartolomei
(0)
3 de junio de 2019  

La inauguración del viaducto Mitre subió la vara del transporte de pasajeros. Durante meses, el foco estuvo puesto en ese tramo que va desde las avenidas Dorrego, en Palermo, hasta Congreso, en Núñez, y se perdió de vista lo que sucede en otras zonas de la ciudad donde están avanzando dos trazas elevadas similares: la del tren San Martín, con fecha programada de inauguración para fines de junio, y la del Belgrano Sur, que en septiembre empezará a funcionar en forma parcial.

De los tres, el del Belgrano Sur es el más extenso, con 5,6 kilómetros desde la estación Sáenz hasta Constitución, que será la nueva cabecera del ramal una vez estrenada la obra. En la actualidad el servicio se encuentra limitado entre González Catán y Nueva Pompeya debido a los trabajos que demandaron la instalación de las bases y las dovelas de hormigón por donde correrán las vías. La estructura serpentea entre las viviendas y los galpones de Pompeya y Barracas.

Esta obra permitió suprimir la barrera de la avenida Sáenz que alteraba la circulación de los colectivos de 22 líneas, 22.000 vehículos y unos 370.000 pasajeros que se movilizan a diario por la zona. Además, se eliminaron las barreras de las calles Einstein, Cachi, Taborda, Amancio Alcorta, Pepirí, Monteagudo y Zavaleta, y se abrieron las calles Athuel e Iguazú. Se espera que en las próximas semanas se habiliten Corrales, Tabaré, Ramírez, Fournier y Ochoa.

Con relación al tren San Martín, desde mayo de 2018 tiene un servicio reducido entre las estaciones Pilar y Doctor Domingo Cabred hasta Villa del Parque, sin llegar a la estación Retiro y dejando fuera de servicio las paradas en La Paternal, Villa Crespo y Palermo. Poco más de un año después, el viaducto será habilitado, con la consecuente normalización de los recorridos entre las cabeceras.

Hace pocas semanas se habilitó el paso de vehículos sobre la avenida Córdoba, luego de la demolición del Puente de la Reconquista y del retiro de las vías que cruzaban el asfalto; también se abrió la circulación sobre la nueva traza de Juan B. Justo, entre Castillo y Cabrera, a nivel.

El objetivo es que a fin de mes los trenes puedan circular con pasajeros entre Villa del Parque y Retiro. Primero deberán practicarse las marchas blancas, es decir, los viajes con las formaciones vacías para probar que toda la estructura cumpla con las normas de seguridad. La traza elevada es de cinco kilómetros desde Palermo hasta Paternal, atravesando también el barrio de Chacarita.

Como en el resto de los viaductos, se eliminarán barreras. Ya fueron rehabilitados los cruces de Corrientes, Niceto Vega, Honduras y Córdoba y aún están en obra los cruces de Jorge Newbery, Garmendia, Cabrera, Loyola, Ramírez de Velasco y Girardot.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.