El default complica la renovación del subte

Demoran la aprobación de un préstamo a la Ciudad para la compra de nuevos vagones
Fernando Rodríguez
(0)
27 de agosto de 2014  

PEKÍN.- La difícil situación financiera de la Argentina acaba de dejar a la ciudad de Buenos Aires ante un impensado frente de tormenta: China supedita el financiamiento de US$ 161 millones para la compra de nuevas formaciones para los subtes porteños a la salida del default.

La operación es por unos US$ 180 millones por la adquisición de 105 vagones para la red de subterráneos. De esa cifra, 22 millones ya fueron pagados por la administración macrista, lo que le permitió al jefe de gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta , anunciar que la empresa china Citic adelantará la entrega de las dos primeras formaciones. Éstas iban a estar listas en mayo de 2015, pero en diciembre de este año serán embarcadas hacia Buenos Aires. A pesar de las complicaciones, el gobierno porteño confía en alcanzar un acuerdo con China por los demás vagones.

Rodríguez Larreta llegó aquí para recibir la bandera de los Juegos Olímpicos de la Juventud , que en 2018 tendrán su sede en Buenos Aires.

La inversión total por el lote de coches fabricados por la subcontratista de Citic Changchun Railway Vehicles (CNR) fue de 183.644.892 dólares. La Ciudad, como se dijo, ya pagó US$ 22,145 millones de adelanto; el resto se debe saldar con un préstamo de US$ 161.500.000 a diez años de plazo (con tres de gracia), firmado en agosto del año pasado con el Eximbank China.

Ése es el financiamiento que requiere, ahora, nuevas gestiones. Quizá, de contactos profundos del jefe de gobierno, Mauricio Macri, con el nuevo embajador de China en la Argentina, que viajará al país en las próximas semanas.

Por lo pronto, el pago adelantado garantizaría la entrega de 12 coches; el acuerdo preveía la entrega de cinco coches en mayo de 2015 y de más embarques mensuales hasta completar los 105 en febrero de 2016.

Y aunque para la compra de los subtes el gobierno porteño no necesitó avales ni garantías de la Nación, el Ministerio de Hacienda chino revisa minuciosamente cada contrato con nuestro país. Y si bien en las reuniones de trabajo los interlocutores locales dieron a entender claramente que conocen las diferencias entre la administración de Mauricio Macri y la de Cristina Kirchner , también recalcaron que a la aprobación del crédito por 161,5 millones de dólares le resta el fundamental acuerdo del ministerio fiscal chino.

Las primeras formaciones de los coches que ya fueron pagados embarcarán, completamente ensamblados, a fines de diciembre en el puerto de Shanghai y llegarán un mes después a Buenos Aires.

Esas formaciones de cinco coches cada una se sumarán a las 45 que había comprado a la misma empresa el gobierno nacional y que comenzaron a correr luego del traspaso del servicio de subterráneos a la Ciudad, en marzo de 2013. A pesar del inesperado frente de tormenta, Rodríguez Larreta cree que el proyecto llegará a buen puerto.

"Arrancaron la producción, y cuando aquí toman una decisión de ese tipo es prácticamente imposible que la detengan; además, conocen de nuestra responsabilidad y saben que nuestro gobierno cumple los compromisos que asume", dijo a LA NACION aquí, al término de un extenuante día de reuniones.

Rodríguez Larreta y su comitiva visitaron ayer la planta donde se les realiza el mantenimiento a formaciones idénticas a las que recibirá la Ciudad.

Los nuevos coches tienen aire acondicionado, cámaras de seguridad que se pueden monitorear desde la cabina de mando, suspensión neumática, regeneración de energía a través del frenado (lo que supone un ahorro de electricidad) y caja negra, entre otras prestaciones.

Según el vicepresidente de Citic, Fan Zheng, estas formaciones son mejores que las 45 que ya corren entre las cabeceras de San Pedrito y Plaza de Mayo, en la línea más vieja de la ciudad.

En cuanto a la operación en marcha para la renovación de las unidades en uso en el subte porteño, lo cierto es que también hay signos que podrían augurar la llegada a buen puerto en esta operación.

Indicios de que las dudas sobre el financiamiento que hoy parecen tener las autoridades chinas pueden deshacerse en el corto plazo. Todas las fuentes consultadas consideran que a China le interesa invertir en áreas de infraestructura pesada vial y de transporte, tratamiento de residuos, y en subtes y trenes.

De hecho, Citic es la que produce el medio millar de coches que el ministro del Interior y Transporte nacional, Florencio Randazzo , vino aquí a comprar para modernizar la red urbana de trenes. Entre los representantes de los poderosos grupos empresarios estatales chinos, por otra parte, resultaron de especial interés algunas posibilidades de negocios de envergadura en la Capital, como la autopista ribereña, el tratamiento de basura y las obras de transporte, como la futura línea F de subte en la ciudad y los viaductos que la Nación y la Ciudad planean encarar en conjunto en los ramales Mitre, San Martín y Belgrano Sur, de modo de hacer correr por vía elevada los trenes por tramos de dos o tres kilómetros para liberar definitivamente el paso vehicular transversal de superficie sin necesidad de construir túneles o pasos bajo nivel.

La tierra de la Presidenta

El Ministerio de Economía chino duda de la capacidad argentina para enfrentar, en el mediano plazo, sus obligaciones financieras. La preocupación radica en los recientes acuerdos bilaterales para la construcción de dos represas en Santa Cruz, tema que se abordará en una próxima visita a Pekín del ministro de Economía, Axel Kiciloff. Funcionarios de las compañías chinas dicen, por lo bajo, que ese acuerdo fue aprobado por "el partido" y que el paso del presidente chino, Xi Jianping, por Buenos Aires, fue la rúbrica. Pero que, en términos de negocios, el acuerdo parece "inviable". Una de las cosas que destacan en las empresas estatales chinas es que las centrales hidroeléctricas se construirán: "In the homeland of the Argentina’s president", según dijo uno de los empresarios.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.