Emotivo adiós a la décima víctima del incendio de Barracas

Bomberos, amigos y familiares despidieron a Facundo Ambrosi
(0)
20 de febrero de 2014  

Los restos de Facundo Ambrosi, la décima víctima del incendio de Barracas, fueron despedidos ayer en medio de un clima de mucha tristeza y respeto. A medida que el cortejo fúnebre avanzaba sobre la ciudad, desde La Boca hasta el cementerio de la Chacarita, decenas de transeúntes y automovilistas brindaban un fuerte aplauso en homenaje al bombero muerto. Una caravana de 32 autobombas acompañó el emotivo desfile.

Conmovida por la despedida de su hijo, pero entera en su ánimo, Nora Fernández, la madre de Ambrosi, describió a las víctimas como "los héroes del silencio" y reclamó que sean escuchadas sus demandas porque "les faltan un montón de cosas" para poder cumplir con sus tareas de la mejor manera.

En cada cuadra por la que transitaba, el cortejo era acompañado por los aplausos de quienes lo veían pasar. Los comerciantes salían de sus locales para brindar su respeto hacia los héroes. Una mujer mayor con un carrito de compras se detuvo frente a la caravana sobre la avenida Patricios. Desconsolada, no dejaba de sollozar. Parecía que las sirenas de las autobombas también lloraban con ella.

En la capilla ardiente del cementerio de la Chacarita se realizó una breve ceremonia. Luego, dos hileras de más de 200 bomberos formaron un camino hasta la galería 18, donde los restos de Facundo fueron depositados en un nicho. "¡Vamos, viejo!", se alentaban entre los compañeros de Vuelta de Rocha. Ellos saben que los tiempos que siguen son duros, pero como dijo la mamá de Facundo, orgullosa de su hijo y de todo el personal del cuartel: "Ante todo, somos bomberos".

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.