Estacionar junto a la ciclovía: tras el plan piloto de Villa Santa Rita, se sumarán dos nuevas trazas

Fuente: LA NACION - Crédito: Enrique Villegas
Evangelina Himitian
(0)
7 de febrero de 2020  • 20:20

Llegó con polémica y dividió a los vecinos: por un lado, los que se oponían completamente a la instalación de una ciclovía con estacionamiento paralelo. Por otro, los que celebraban la llegada de la traza para bicicletas al barrio. A cinco meses del plan piloto que llevó la bicisenda a la calle General Cesar Díaz, el gobierno porteño anuncia que, con ciertas modificaciones el nuevo modelo de circulación llegó para quedarse. Y para replicarse en otras dos calles porteñas: en los próximos meses comenzarán a construirse dos nuevas trazas de ciclovías con estacionamiento paralelo: en Fray Cayetano Rodríguez, entre la avenida Gaona y Mendez de Andes, en Villa General Mitre y en la calle Tarija, entre avenida La Plata y Virrey Liniers, en Parque Chacabuco.

La experiencia piloto arrancó en septiembre en General Cesar Díaz y los resultados animaron a las autoridades a repetir este diseño que también s e realiza en ciudades como Copenhague, Dinamarca; Nueva York, Santiago de Chile y Barcelona, entre otras. También podría llegar a otras calles que se están evaluando, siempre con tres premisas: que sean más anchas de 10,4 metros, que sean de mano única y que no circulen colectivos.

A partir de ahora, ya que la ciclovía de César Díaz se quedará en el barrio, llegarán nuevos carteles a la ciclovía: los que indican el carril exclusivo de bicicletas y el que indica la autorización para estacionar, en paralelo.

Fuente: LA NACION - Crédito: Enrique Villegas

"Trabajamos con los vecinos de los distintos barrios con la intención de delinear soluciones de movilidad en conjunto. En esta oportunidad mejoramos la experiencia de los usuarios de la ciclovía César Díaz y realizamos modificaciones para optimizar el espacio de estacionamiento y la fluidez del tránsito vehicular en la traza", dice Juan José Mendez, secretario de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad.

Prueba piloto

Desde septiembre último, se probó la implementación de una ciclovía de unos casi dos kilómetros, que atraviesa los barrios de Floresta, Villa Santa Rita y Villa General Mitre. ¿La particularidad? Además de prever un carril exclusivo de bicicletas, de doble circulación, autoriza el estacionamiento paralelo a la ciclovía.

Cuando se instaló el plan piloto, fueron muchos los vecinos que se opusieron. Aunque la idea había surgido de reuniones de las autoridades porteñas con la gente del barrio. Los que estaban en contra, aseguraban que el tránsito colapsaría y que los cálculos no estaban bien hechos: que no había suficiente espacio para bicicletas, el fuelle de separación de la bicisenda, y los autos estacionados para además circular por la calle. Pero, de a poco, pese a que inicialmente se formaron larguísimas filas de autos en el horario pico de la mañana, antes de las 9, en el resto del día, los números que manejan las autoridades de Tránsito señalan que la circulación no se interrumpió.

Por eso, decidieron que el plan piloto se quedaría en la traza actual: sobre General César Díaz, entre Chivilcoy y Artigas, aunque no se podrá estacionar a partir de la intersección con Argerich, ya que ese era el punto donde más se complicaba la fluidez del tránsito.

No estacionar desde Argerich

Después de cinco meses de prueba y evaluación, se decidió modificar el estacionamiento junto a la ciclovía en la cuadra comprendida entre Argerich y Nazca, por ser la única intersección con semáforo. Esto hacía que los tiempos de espera de los conductores fueran largos. "Había que esperar tres cambios de semáforo para hacer una cuadra", asegura Valentín Fretes, vecino de la zona. "Ahora no hay tanto tránsito, porque todavía no empezaron las clases, pero en un mes veremos. Ya sacaron la señalización que permitía estacionar en esta cuadra, pero entre las idas y venidas, la gente está desconcertada y todos siguen estacionando. Ojalá para marzo se resuelva", dice Antonio Díaz, otro de los vecinos de la cuadra.

Se esperaba que la derivación de autos a las calles paralelas fuera mayor, se sinceran en el gobierno porteño. Pero como no ocurrió, y había quejas por las demoras para cruzar el semáforo de Nazca y Cesar Díaz, se decidió levantar el estacionamiento permitido sobre la mano izquierda.

Quejas y mejoras

Los números que maneja la ciudad indican que en estos meses, aumentó más de un 60% la circulación de ciclistas por la calle y que el índice de ocupación del estacionamiento es del 80%. "Es cierto", dice Díaz, "ahora hay que dar varias vueltas antes de poder estacionar. Pero, también es verdad que el tránsito está mucho más ordenado durante el día. Porque está más organizado. Nadie puede estacionar en doble mano, que era el problema que teníamos en estas cuadras porque hay un club, el colegio, una fábrica, una mudadora y varios locales comenciales. Además, otro problema que tenemos en la zona es que dejan vehículos abandonados por varios meses. Ahora, hay menos porque hay más recambio de estacionamiento. No hay lugar para autos en desuso", dice este vecino. Según los números porteños, el tiempo promedio de permanencia de los vehículos estacionados es de 3 horas y media.

Fuente: LA NACION - Crédito: Enrique Villegas

Antes de que se instalara la ciclovía, por César Díaz circulaban 899 vehículos por hora. Y en cada ciclo de semáforo, pasaban 25 coches. Desde septiembre, la circulación bajó a 430 vehículos por hora y 12 cruzan la avenida por ciclo de semáforo. Por eso ocurría, como se quejaban los vecinos, los atascamientos sobre todo en la hora pico de la mañana. En el gobierno porteño confían que tras la intervención, esto es el retiro del estacionamiento entre Nazca y Argerich, la circulación se estabilizará.

Desde la ampliación de la red de ciclovías y bicisendas y las mejoras en el sistema público de bicicletas, aumentó la cantidad de porteños que eligen ese como su medio de transporte: actualmente, un 4% de los viajes en la ciudad se hacen en bicicleta.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.