Florida, la última frontera

Lo que nos ocurre todos los días
Luis Moreiro
(0)
22 de diciembre de 2014  

Caminar por la avenida Corrientes, desde la esquina de Callao hacia el Bajo, mantiene, pese al paso de los años, gran parte de la magia que hizo querible y a la vez incomparable a la ciudad de Buenos Aires. Míticas esquinas, con bares, librerías y teatros de renombre, cobijadas por el frenético ir y venir de miles de raros especímenes de la fauna autóctona urbana.

Corrientes sigue siendo para los cultores de la noche esa galería iluminada en la que todavía sobreviven retazos de la Buenos Aires bohemia de antaño.

El bar La Paz, o el Ramos, un poco antes de la pizzería en la que desde su marquesina Gardel sigue sonriendo junto al Obelisco. Después. el Metrobus, y del otro lado de la 9 de Julio, los teatros, y más luces y más gente. Una Buenos Aires que se muestra reluciente, hasta la esquina de Florida.

Adentrarse en el corazón de la City después de las diez de la noche es otra historia. Allí aparece la ciudad olvidada, la de los contenedores desbordados. La de las toneladas de papeles desparramados por los cartoneros y que nadie parece dispuesto a limpiar.

Como si la renovada Florida se convirtiera cada día tras la caída del sol en esa última frontera de lo que se puede –y se quiere– mostrar.

Todas pálidas en Avellaneda...

Fuente: LA NACION

Cientos de manteros trabajando en la calle, generando toneladas de basura, más una semana de lluvias reiteradas son muchas malas noticias juntas. La imagen la acercó, vía Twitter, el lector Hernán Diego Sabater, quien define la avenida Avellaneda y sus paralelas, entre Bahía Blanca y Nazca, como "un basural insoportable".

Facebook

Una vecina satisfecha por las obras en Juramento

"En mayo de este año, escribí a la sección Metrópolis para alertar sobre las malas condiciones de la Av. Juramento, entre Barrancas de Belgrano y Av. Cabildo. Hoy lo hago para decir lo contrario. Juramento fue totalmente asfaltada con las zebras peatonales y los carriles pintados. Un placer cruzar, y ya no hay mas vibraciones en los edificios.¡Felices Fiestas!", dice la vecina Inés Dietl de Bartolomen, conforme con la obra realizada.

Twitter

"Hace años se interrumpió la obra de pavimento en Bilbao, entre Achával y Bonorino, en Caballito/Flores" - @perezmil

Gustavo Pérez Milano

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.