Salud. La ciudad, invadida por mosquitos tras el récord de lluvias