La Justicia señaló a tres familias como líderes de la toma