La nueva y definitiva cara del cruce delas avenidas Córdoba y Juan B. Justo

Un rincón porteño cambió por completo
Un rincón porteño cambió por completo Crédito: GCBA
Ayer se estrenaron dos paradores de metrobús y dos espacios verdes; ya no están el Puente de la Reconquista ni la barrera
(0)
27 de agosto de 2019  

El cruce de las avenidas Juan B. Justo y Córdoba ya culminó su proceso de transformación, que empezó con el desmonte del Puente de la Reconquista. Tras la posterior eliminación del paso a nivel por la habilitación del viaducto en altura del tren San Martín, ayer quedaron terminadas las obras en superficie; entre ellas, dos nuevos espacios verdes.

"Este era un lugar oscuro, inseguro, peligroso. Y tenemos hoy un parque, un espacio verde, un cruce sin barrera", destacó el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, al inaugurar el bautizado nodo Juan B. Justo, en el límite entre los barrios de Palermo y Villa Crespo.

Además de los mencionados cambios, en la traza de la avenida -que ahora corre a nivel- se construyeron dos paradores de metrobús, uno por sentido, que conforman la nueva estación Córdoba del corredor de carriles exclusivos para colectivos, entre las estaciones Aguirre y Honduras.

"Esta era una de las peores barreras de la ciudad, uno podía pasarse 20 minutos perdiendo el tiempo. Hoy llegan antes a sus casas, a sus trabajos y a sus actividades", comparó Rodríguez Larreta.

También destacó: "Mejora la circulación del metrobús, porque con el puente que había acá las paradas quedaban a 8 o 10 cuadras de distancia y ahora tenemos una parada más en el medio".

El ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, agregó que el nodo Juan B. Justo también significa "más tiempo para disfrutar en estas dos nuevas plazas que estamos inaugurando, cuyos nombres los pusieron los vecinos" a través de una convocatoria del área de Participación Ciudadana del gobierno porteño.

En efecto, los vecinos pueden encontrar ahora la Plaza Esteban Maradona, de 1534 metros cuadrados, y la Plazoleta Lolita Torres, de 450 metros cuadrados.

Entre el 16 y el 23 de este mes, 2711 personas votaron el nombre de la plazoleta de manera online. Las opciones eran Lolita Torres, por la cantante y actriz; Celia Alcántara, por la abogada, escritora, guionista y directora de teatro, y Mercedes Simone, por la cantante y actriz de tango.

"Nos da mucho gusto poder mostrar el avance de esta obra, que es histórica y que está cambiando la ciudad, para que los vecinos de Buenos Aires cada día vivamos mejor, con mejor espacio público, mejor transporte público y más tiempo para hacer lo que queramos", dijo Moccia.

Cambios

Como se dijo, los cambios fueron impulsados por el Viaducto San Martín, la obra que elevó las vías de ese ferrocarril a lo largo de cinco kilómetros desde la estación Palermo hasta la estación Paternal, entre la calle Honduras y la avenida Garmendia.

En este sector ya se eliminaron las barreras de Córdoba, Honduras, Cabrera y Niceto Vega. Próximamente van a seguir las de Corrientes, Jorge Newbery, Trelles/Warnes/Garmendia, Gorriti, Loyola, Ramírez de Velasco y Girardot.

Paralelamente, se abrieron las calles Castillo, Aguirre, Vera, Villarroel, Iturri, Leiva, Caldas, Costa Rica y Montenegro. En breve, se van a habilitar los cruces de Concepción Arenal y Santos Dumont.

Gracias a la elevación de las vías, según los cálculos oficiales, los vecinos ahorran un promedio de 16 minutos de viaje que antes perdían con las barreras bajas, circulan de una manera más ágil, emiten una menor cantidad de gases contaminantes y evitan los peligrosos cruces a nivel, lo que mejora la seguridad vial. Además, a raíz de la apertura de las calles, los barrios de Palermo, Villa Crespo y Chacarita se conectan de una mejor manera.

El viaducto mejoró la calidad del viaje de 90.000 pasajeros diarios de la línea San Martín, 250.000 de colectivos y 260.000 automovilistas que atravesaban los pasos a nivel todos los días. Por otro lado, generó 1300 empleos de manera directa y 5200 de forma indirecta.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.