Telepeaje para todos

Lo que nos ocurre todos los días
Luis Moreiro
(0)
5 de julio de 2014  

Recorridas

Tanto el sistema de autopistas de acceso a la ciudad, como el de las que llegan hasta el centro, está unido por un excelente sistema de telepeaje que permite viajar, por ejemplo, desde Pilar hasta La Plata, o desde cualquier punto del Sur del conurbano hasta Luján o Cañuelas sin detenerse en ninguna cabina y con el consabido ahorro de tiempo en hora pico, por ejemplo. Así funcionaba –y bien– hasta que, de un tiempo a esta parte, comenzó a crecer la típica "avivada" argentina de pasar por las cabinas exclusivas de telepeaje, aunque el vehículo no tenga instalado el sistema, porque en ellas también hay cajeros que cobran.

¿Resultado? En las hasta ayer automáticas barreras del telepeaje ahora también hay colas, bocinazos e insultos de usuarios molestos por un servicio que se cobra y no se presta como se prometió.

Bicisenda ocupada en palermo

La bicisenda que corre por la calle Godoy Cruz, a metros de la esquina con avenida Santa Fe, no parece ser de las más cuidadas de la ciudad, aunque sí es muy transitada. Ayer por la mañana los restos de un destruido "corralito" de madera, de los que habitualmente se utilizan para delimitar obras en la vía pública, dificultaba tanto el paso de ciclistas como de automovilistas. Como detalle, tampoco se ve en muy buen estado el pintarrajeado cartel indicador a la izquierda de la imagen.

Twitter

@milyfidalgo - María Emilia Fidalgo

  • "Camino negro, altura facultad de lomas. todos los días autos parados por terribles baches "

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.