Qué hacer en 36 horas en Buenos Aires, según una periodista de The New York Times

En La Glorieta en Buenos Aires, las parejas bailan bajo las luces de un quiosco de música octogonal a la sombra de un edificio de apartamentos de gran altura
En La Glorieta en Buenos Aires, las parejas bailan bajo las luces de un quiosco de música octogonal a la sombra de un edificio de apartamentos de gran altura Fuente: Archivo - Crédito: The New York Times
(0)
20 de enero de 2020  • 22:01

La periodista Nell McShane Wulfhart escribió para The New York Times sobre sus últimas 36 horas en la Ciudad de Buenos Aires. A partir de su experiencia recomendó algunas actividades y lugares para los turistas que decidan visitarla.

"No estoy segura de que haya otra ciudad donde la proporción de cosas divertidas para hacer, con fabulosos lugares para comer y beber esté tan perfectamente equilibrada. Y, realmente, ¿qué más hay? Mis últimas 36 horas en BA", escribió el jueves pasado en su cuenta de Twitter previo a compartir el link de la nota.

"Esta es una ciudad de constante cambio, nuevos descubrimientos e históricos imprescindibles que conforman un itinerario para los amantes de la gastronomía y del vino, de la cultura y del shopping. Lo único consistente en la Argentina es el cambio: los cambios políticos y económicos ocurren regularmente", escribió Wulfhart.

En La Glorieta en Buenos Aires, las parejas bailan bajo las luces de un quiosco de música octogonal a la sombra de un edificio de apartamentos de gran altura
En La Glorieta en Buenos Aires, las parejas bailan bajo las luces de un quiosco de música octogonal a la sombra de un edificio de apartamentos de gran altura Fuente: Archivo - Crédito: The New York Times

"Sin embargo, los residentes de Buenos Aires están tan acostumbrados a este tipo de altibajos -como los cambios frecuentes de los precios debido a la inflación-, que la ciudad continúa produciendo nuevos restaurantes, inventando nuevas formas de exhibir las ofertas de vino del país y desarrollando una escena artística estimulante".

Viernes

3 p.m: Libros y cuerpos

En el vecindario de Chacarita, pasé por Almacén Comunal, un nuevo café abierto todo el día que sirve una buena selección de refrigerios, café fuerte y vinos y cervezas locales.

Luego exploré el Cementerio de la Chacarita (entrada gratuita), hogar permanente de luminarias como el cantante de tango Carlos Gardel, hermosos mausoleos y una gran cantidad de adornos que hacen al lugar atractivo para pasear.

Próxima parada: Falena, una librería y cafetería escondidas, donde un sofá profundo y una dispersión de sillones invitan a sacar algo de los estantes, que están repletos de todo, desde una traducción al español de Amos Oz a una colección de fotos de Steve McCurry en Afganistán. Con un diseño de ladrillo y vidrio, patio soleado, rincones acogedores, revistas esotéricas y una buena selección de vinos, es fácil pasar una tarde entera aquí.

5.30 p.m: La hora del Vermut

A dos cuadras de Falena hay un bar tranquilo que es propiedad de cuatro de los principales nombres del país en bares, restaurantes y vinos. Se unieron para crear La Fuerza, una marca de vermut inspirada en la larga tradición de aperitivos del país, y servirla en el lugar con el mismo nombre, que abrió en 2018.

El bar generalmente está lleno en el happy hour (6 a 7.30 p.m.), cuando un vermut y un refresco cuestan alrededor de 100 pesos, o menos de dos dólares, en lugar de los 155 pesos habituales. Otra happy hour es al mediodía, entre las 12 y la 1 p.m.

8 p.m: Cena con Julia

La recién inaugurada Julia ya tiene una gran cantidad de fieles seguidores. El chef y propietario, Julio Báez, proviene de Aramburu Bis, otro destacado de Buenos Aires, y ha creado su propio lugar, con solo una docena de mesas.

Un menú de una sola página enumera platos que combinan ingredientes de formas innovadoras: salchichas con apio, lengua de ternera con pomelo y tapioca, anacardos al curry con kéfir. El menú cambia mensualmente y la lista de vinos también es corta, llena de botellas nuevas. Cena para dos, incluido vino, alrededor de 3000 pesos.

El Patio de los Lecheros es un comedor al aire libre centrado alrededor de largas mesas comunitarias
El Patio de los Lecheros es un comedor al aire libre centrado alrededor de largas mesas comunitarias Fuente: Archivo - Crédito: The New York Times

Sábado

9 a.m: Desayuno saludable

El restaurante de Narda Lepes, cocinera entrenada en París y presentadora de televisión, ofrece comida saludable en esta ciudad centrada en la carne. El comedor, que está en el barrio de Belgrano, es una buena opción para desayunar un yogurt casero con miel, especias, huevo, palta y un jugo verde. Desayuno para dos: alrededor de 800 pesos.

11 a.m: Museo de la Memoria

El Espacio Memoria, una antigua academia naval convertida en centro de detención, ahora es un museo dedicado a documentar la tortura y las desapariciones que marcaron los años oscuros (1976 a 1983) de la última dictadura militar.

Utilizando tácticas enseñadas por estadounidenses, los oficiales secuestraron a miembros de sindicatos, presuntos socialistas y otros "subversivos", cubriéndose la cabeza con capuchas y llevándolos al centro en automóvil. La mayoría fueron torturados y asesinados, y miles desaparecieron.

Las sombrías -pero fascinantes- fotografías, documentos y otras pruebas de tortura, están en español pero con buenas traducciones al inglés. La entrada es gratuita.

1 p.m: Patio de los Lecheros

El Patio de los Lecheros es un comedor al aire libre centrado en largas mesas comunales llenas de parejas jóvenes, padres con hijos (ocasionalmente, un mago deambula por la multitud actuando trucos) y familias enteras multigeneracionales, desde abuelos hasta bebés.

Suele haber espera, sobre todo cuando el día está lindo y el lugar se llena. En estos casos, lo ideal es esperar con una cerveza artesanal, una copa de vino orgánico o un Fernet con Coca (un clásico argentino). El ambiente es relajado y festivo. Almuerzo para dos: alrededor de 800 pesos.

3 p.m: Tarot, vino y shopping

Todo esto se puede encontrar bajo el techo de la Galería Patio del Liceo, en la bulliciosa Avenida Santa Fe. Hay un patio con mesas y una cafetería, y, un piso más arriba hay una pequeña tienda de vinos y un bar repleto de botellas de productores poco convencionales, todos seleccionados por los copropietarios, quienes abrirán botellas para degustaciones improvisadas o le darán un vaso de cordisco para beber mientras pasea por las tiendas.

5.45 p.m: Fútbol para fanáticos

El Estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti, también conocido como El Monumental, es el hogar del equipo de fútbol, River. Hay otros equipos y diversos partidos locales cada semana.

Para los partidos más importantes, los boletos solo pueden ser comprados por los miembros del club, por lo que a menudo es más fácil ir con un grupo. Landing Pad BA organiza excursiones con transporte hacia y desde los puntos de encuentro, y bebidas antes del juego en un lugar tradicional. Los guías locales son fanáticos del fútbol.

9 p.m: Tango en el parque

Las presentaciones de tango dirigidas a los turistas son dramáticas y exageradas, pero el tango sigue siendo una parte importante de la escena cultural de la ciudad.

En La Glorieta, en el barrio de Belgrano y al aire libre, parejas de diferentes edades bailan bajo las luces de un quiosco de música octagonal a la sombra de un edificio de apartamentos de gran altura. Todos disfrutan el aire del romance y la práctica establecida desde hace mucho tiempo de intercambiar miradas, que son parte de encontrar una pareja para el próximo baile.

En el restaurante de carnes Corte Comedor, donde la carne se asa al estilo uruguayo, el bistec, el chorizo y el flan se encuentran entre los elementos del menú
En el restaurante de carnes Corte Comedor, donde la carne se asa al estilo uruguayo, el bistec, el chorizo y el flan se encuentran entre los elementos del menú Fuente: Archivo - Crédito: The New York Times

10 p.m: Nuevas maneras de comer carne

A diez minutos de La Glorieta, se encuentra Corte Comedor, un ambiente alegre, donde se preparan platos con porciones gigantescas.

Este moderno asador abrió sus puertas en 2018 y tiene parrillas al estilo uruguayo, en el que la madera se quema en brasas y la carne se cocina sobre ellas en lugar de llamas.

Menú ideal: Un tierno filete de costilla, chorizo, mollejas, berenjenas a la parrilla con yogur y salchichas picantes de merguez de cordero. Y de postre, un flan con dulce de leche.

Cena para dos, con vino incluido: alrededor de 5000 pesos.

En El Preferido de Palermo, el énfasis está en los platos tradicionales argentinos, que incluyen pescado asado, guisos de lentejas y embutidos
En El Preferido de Palermo, el énfasis está en los platos tradicionales argentinos, que incluyen pescado asado, guisos de lentejas y embutidos Fuente: Archivo - Crédito: The New York Times

Domingo

10 a.m: Bar, no brunch

Bar de Cao es uno de los más evocadores, con pisos de baldosas desgastadas, mesas y sillas de madera destartaladas, y ventanas y techos altos que dejan pasar la luz para iluminar la colección de arte y recuerdos acumulados en las paredes a lo largo de los años.

Salamis y jamones cuelgan de los estantes. El menú de sándwiches, comidas calientes y bocadillos es amplio.

Desayuno para dos, alrededor de 350 pesos.

12 p.m: Arte latinoamericano

La escena del arte contemporáneo en Buenos Aires está en auge, con la feria de arte arteBA mejorando cada año, y muchas galerías para visitar con espectáculos interesantes (Ruth Benzecar y Nora Fisch), pero la gran dama de la escena del arte es el MALBA, con su enfoque en el arte latinoamericano.

Las nuevas exhibiciones son sugerentes y hay mucha expectativa por lo que vendrá de la recién nombrada directora artística, Gabriela Rangel. La tienda vende excelentes libros de arte, una divertida selección de artículos para el hogar de cerámica y bolsos de cuero de compañías locales.

2 p.m: El Preferido

Los domingos en Buenos Aires son tranquilos. Una buena opción para este dia es El Preferido de Palermo, un elegante restaurante, propiedad de Pablo Rivera (también propietario de Don Julio, la famosa parrilla que está entre los 50 mejores restaurantes del mundo).

El énfasis aquí está en los platos tradicionales argentinos: plato de embutidos caseros, pescado asado con alcaparras, guiso de lentejas, con un vaso -o dos- de un vino de naranja y un espresso con un plato de panqueques con dulce de leche para finalizar.

Almuerzo para dos: alrededor de 3000 pesos.

Alojamiento

Palermo es la mejor opción de alojamiento: no solo hay muchos restaurantes y tiendas elegantes, sino que la ubicación central del vecindario hace que sea fácil llegar al norte y al sur de la ciudad. Airbnb tiene muchos apartamentos en la zona, que comienzan alrededor de 40 dólares por noche.

La antigua casa de Francis Ford Coppola, Be Jardín Escondido (180 dólares, incluido el desayuno) es una elegante casa de siete habitaciones convertida en un pequeño y encantador hotel. Los toques de inspiración gaucha, como las alfombras de piel de vaca y los armarios de madera anticuados, se complementan con una pequeña piscina y espacios públicos elegantes.

Menos sofisticado, pero más asequible, es el Vain Boutique Hotel (alrededor de 90 dólares por noche con desayuno incluído), que tiene una ubicación central similar y 15 habitaciones pequeñas pero ordenadas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.