Revelan que el incendio de Iron Mountain fue intencional

"Se utilizó un material acelerante para dar inicio al fuego", confirmó la fiscal a LA NACION; ocurrió en Barracas hace un año y murieron 10 personas
Mauricio Giambartolomei
(0)
27 de febrero de 2015  • 13:09

El incendio en el depósito de Iron Mountain en Barracas fue intencional de acuerdo a la conclusión a la que llegaron los peritos de la Policía Federal tras analizar los restos de las estructuras que se derrumbaron y provocaron la muerte de ocho bomberos y dos miembros de Defensa Civil, el 5 de febrero de 2014.

Así lo confirmó a LA NACION la fiscal que investiga el siniestro, Marcela Sánchez, titular de la Fiscalía de Instrucción N° 37. "Se determinó que hubo varios focos de incendio y se utilizó un material acelerante para dar inicio al fuego", explicó la fiscal que más tarde dará mayores detalles.

Los peritajes avanzaron a paso muy lento y los primeros estudios finalizados estuvieron a cargo de los bomberos de la Policía Federal y al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). Aún faltan las conclusiones de los análisis que la fiscal encargó a la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

Incendio y derrumbe

El 5 de febrero de 2014 el fuego se propagó en las naves 7 y 8 de la multinacional, provocando un incendio que arrasó con las estructuras y provocó el derrumbe de una pared que cayó sobre un grupo de bomberos y rescatistas que intentaban sofocar el fuego. En el lugar murieron los bomberos de la Policía Federal Anahí Garnica, Leonardo Day, Eduardo Conesa, Damián Véliz, Maximiliano Martínez y Matías Monticelli; los del cuartel Vuelta de Rocha, Sebastián Campos y Facundo Ambrosi; y los integrantes de Defensa Civil, José Méndez y Pedro Barícola.

La causa primero fue caratulada como incendio y luego cambiada al delito de estrago. Durante la investigación, en la que interviene el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 18 a cargo del juez Pablo Ormaechea, se comprobó que fallaron los sistemas de emergencia del depósito. La mañana del siniestro se activaron las alarmas, pero no funcionaron los aspersores que debían rociar y apagar las llamas. Luego se determinó que las bombas no tenían la presión suficiente y que los depósitos de agua estaban a la mitad de su capacidad. Con esos elementos fue cobrando fuerza la hipótesis del sabotaje o incendio intencional, que fue confirmado en las últimas horas.

Los depósitos

Dos hechos ocurridos el 22 de mayo de 2014 sembraron más dudas. La Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) difundió un informe en el que constató que en los depósitos 7 y 8 de Iron Mountain había información de 43 empresas, muchas de las cuales estaban vinculadas a 29 investigaciones en curso.

Los bancos Patagonia y HSBC, La Caja Seguros, Jumbo y Cervecería y Maltería Quilmes fueron los que más documentación perdieron en el siniestro, según la Procelac. El mismo día, el juez federal Sergio Torres ordenó el allanamiento en la sede central Iron Mountain a pedido de la AFIP por presunto delito de lavado de dinero.

Para contar con mayor información y volcarla a la investigación la fiscal Sánchez encargó un segundo peritaje a la UTN sobre los restos de la estructura que están depositados en un playón de la Policía Federal, para el cual el Consejo de la Magistratura aprobó un presupuesto especial en diciembre pasado.

Las medidas de seguridad de Iron Mountain ya habían generado dudas. En mayo de 2007 el Ministerio de Ambiente y Espacio Público del gobierno porteño clausuró un depósito de Villa Lugano donde la empresa guardaba papel, cartón, envases, libros y muebles. La falta de un plan de contingencia para incendios fue uno de los motivos del cierre. También pesaba el historial de incendios en sedes de otros países. En 1997 ardieron tres depósitos en Nueva Jersey (Estados Unidos), y en 2006 se incendiaron los de Londres (Inglaterra) y Ottawa (Canadá).

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.