Un chico murió al caer en un pozo ciego en la villa Rodrigo Bueno

El accidente ocurrió en el barrio precario ubicado en la Costanera Sur; los vecinos denuncian que la ambulancia demoró más de 40 minutos en llegar
(0)
10 de marzo de 2015  • 18:38

Un niño de 13 años murió ayer luego de caer a un pozo ciego en el barrio Rodrigo Bueno, en la Costanera Sur porteña, y los vecinos aseguraron que la ambulancia demoró más de 40 minutos en llegar y no pudo acercarse hasta el domicilio donde sucedió el hecho por no haber calles transitables.

Gastón, que había comenzado el primer año del secundario, volvió del colegio a su casa -ubicada en la manzana 2 del barrio- y vio que su gato se había caído al pozo ciego; cuando lo quiso rescatar, cayó él también.

"Los vecinos trataron de sacarlo lo más rápido posible pero no fue suficiente. Lo llevaron a en brazos hasta el acceso de la villa y la ambulancia tardó más de 40 minutos en llegar", contó Marino Sosa, delegado de la Rodrigo Bueno.

El referente barrial consideró que "estos accidentes no sucederían si se hubiera urbanizado el barrio" y explicó que "los vecinos tienen que hacer pozos ciegos, que son construcciones peligrosas, porque no tenemos cloacas y tenemos un fuerte problema con el agua".

La movilidad dentro del barrio también se torna imposible: "Aunque la ambulancia hubiera llegado a los cinco minutos, igual no podría haber arribado al pasillo, la falta de calles transitables nos ocasiona problemas diarias, así como la falta de luz en la calle".

Sosa detalló además que "los niños se ven expuestos constantemente a peligros; los compañeros arman sus casas como pueden, hay plantas altas sin escaleras seguras, pozos ciegos y muchas otras irregularidades, pero es lo que se puede".

La Defensoría General de la Ciudad presentó un amparo ante la Justicia para pedir la urbanización del barrio que tuvo un fallo favorable en primera instancia.

El gobierno porteño apeló este fallo y en octubre del año pasado la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires revocó la resolución que le ordenaba "adoptar las medidas necesarias para la integración urbaní­stica y social" del barrio.

La villa Rodrigo Bueno se encuentra ubicado en Costanera Sur, lindante a Puerto Madero. En él viven unos 2.000 habitantes sin agua potable ni cloacas.

En el informe realizado por la Defensoría General para pedir el amparo se enumeraban, además de la falta de acceso al barrio y de agua y cloacas, precariedad en el cableado, construcciones sin ningún control de la Ciudad, zonas inundables que permanecen mucho tiempo bajo el agua, entre otras condiciones que representan riesgo para la población.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.