Una estación de tren a medida de los universitarios

Decenas de miles de estudiantes se verán beneficiados por la nueva parada Ciudad Universitaria
Laura Rocha
(0)
19 de marzo de 2015  

Luz Passet empieza este año su carrera universitaria y vive en Pilar. Aunque todavía no sabe qué turno le tocó, para recibirse de licenciada en Ciencias Políticas en la Universidad de Buenos Aires (UBA) tendrá que cursar desde el mes que viene el Ciclo Básico Común en Ciudad Universitaria. "Es la sede que más me conviene, pero, según la hora, me va a costar llegar", contó preocupada porque atravesar la Panamericana no es una empresa sencilla.

Ella, como otros 50.000 alumnos de la universidad pública y los de la Universidad Di Tella, tendrá un acceso más rápido y directo a sus lugares de estudio cuando en abril quede terminada la obra de la estación Ciudad Universitaria del ferrocarril Belgrano Norte.

Esta parada, que será inaugurada para cuando comience el ciclo lectivo de la UBA y es uno de los argumentos de la campaña presidencial de Florencio Randazzo, ministro de Interior y Transporte del gobierno nacional, permitirá acercar el tren a sólo 250 metros del complejo universitario público. La obra, que demandará una inversión de 41 millones de pesos, desplazará la estación Scalabrini Ortiz unos 700 metros hacia el Norte.

Hasta hoy, siete líneas de colectivo (28, 33, 37, 42, 45, 107 y 160) y la vieja estación de tren -a casi 10 cuadras del complejo- son las únicas opciones de transporte público que tienen los alumnos que llegan a diario al campus de la Universidad de Buenos Aires, en el barrio de Belgrano. Para los estudiantes que cuentan con uno, trasladarse en auto tampoco es una buena opción: las arterias están saturadas.

Pero no sólo beneficiará a los alumnos de la universidad pública; también será una opción para quienes se trasladen a la nueva sede de la Universidad Di Tella, sobre Figueroa Alcorta.

Lucas Czornenki estudia Economía en la universidad privada y todos los días tiene que hacer algún arreglo para llegar. "Nos vamos turnando para compartir auto, pero es muy difícil calcular el tiempo porque en la Panamericana nunca sabés cuánto vas a tardar. La estación me vendría genial, porque nos queda a unas pocas cuadras de la facu", contó a LA NACION este joven, que viaja diariamente desde zona norte.

La Di Tella cuenta con servicio de combis para sus alumnos, pero la nueva estación es otra opción de traslado.

Los hinchas de River, que hacen peripecias los días que hay partido para poder encontrar un lugar para estacionar, también se encuentran entre los beneficiados por la nueva estación.

Guillermo Muro es hincha fanático de River y viaja casi todos los días a Buenos Aires, también desde Pilar. "El tren nos va a beneficiar desde todo punto de vista. Es positivo por donde se lo mire. La estación me queda muy cerca de casa. Hoy, sólo en peaje gasto 40 pesos ida y vuelta, y un chárter está 70 pesos. Ni te cuento el tema del estacionamiento", detalló.

Andrés Borthagaray, urbanista y precandidato a jefe de gobierno por Abrimos BA, del Frente Eco, opinó: "La estación es una reivindicación histórica, mejora el acceso por tren a un lugar clave de la ciudad y permite superar una barrera".

Las obras en este ramal incluyen la construcción de una estación que conecte el ferrocarril Belgrano Norte con el Aeroparque, para lo que habrá que hacer un túnel bajo el carril de la autopista Illia que va hacia el Norte. Así, los pasajeros podrán llegar de Retiro al aeropuerto en tren. Hoy, las alternativas son las líneas de colectivo 160, 33, 37 y 45; los servicios de ArBus, Manuel Tienda León o Global Vip, o taxis y remises.

En tanto, a la altura del kilómetro 46 de Pilar avanza la construcción de una estación y un gran centro de transbordo que albergará otra estación del ramal Belgrano Norte y una terminal de ómnibus de corta y media distancia. La construcción de la estación comenzará a fin de mes y terminará con una deuda para los habitantes del distrito de Pilar, que hoy tienen la cabecera del ramal en Villa Rosa.

Las estaciones Pilar, Ciudad Universitaria y Aeroparque tendrán dos andenes, ya que por allí circulará además el tren Alerce, un servicio rápido que unirá el distrito bonaerense con Retiro en 50 minutos.

El tren Belgrano Norte transporta al año 42 millones de pasajeros y por el peaje de Pilar de la Panamericana hacia la Capital pasan por día 55.000 vehículos, según cifras oficiales.

Silvana Vidal trabaja en Capital y no ve la hora de que se inauguren las estaciones. "Entre peaje y nafta estoy gastando mucho dinero por día. Hay vecinos que ya están organizando car pooling porque se hace muy costoso. Creo que es un proyecto magnífico. Todos los días tardo entre una hora y cincuenta minutos sólo para volver a mi casa", aseguró. Y señaló que la peor hora de la Panamericana es entre las 8 y las 9.

Los números de la nueva obra

50.000

estudiantes

Esa cantidad cursan en la sede de la Universidad de Buenos Aires de la Ciudad Universitaria

30

años

En ese período no hubo nuevas estaciones en la ciudad hasta hoy.

55.000

autos

Este número utilizan, por día, el peaje de Pilar de Panamericana hacia la Capital

50

minutos

Demorará el viaje entre Pilar y Retiro cuando esté construida la nueva estación en el km 46 de la Panamericana. Funcionará como servicio rápido

Los beneficiados

La estación acorta el viaje de los alumnos

Luz passet

Carrera: Ciencias Políticas (UBA).

Este año comienza el CBC en Ciudad Universitaria. Su carrera no está en la sede de Pilar, donde vive. Aunque no está definido el turno que le tocará, sí sabe que tendrá que cursar en Ciudad Universitaria. Sin el tren, sólo le quedaría la opción del 57. "Es fundamental que se inaugure la estación", dice.

Lucas czornenki

Carrera: Economía (Di Tella).

Ya arrancó la carrera y vive en Pilar. Por el momento está compartiendo auto con otros estudiantes, pero los costos de nafta y peaje son cada vez más elevados y los congestionamientos imprevistos se repiten. "La estación me vendría genial", sostiene.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.