Viajar en subte será más caro desde el viernes: costará 5 pesos

Si se paga con las tarjetas SUBE o Monedero, el boleto tendrá un valor de $ 4,50; cuanto más se use el servicio, más barata será la tarifa; habrá un abono social y pases para estudiantes y docentes
Laura Rocha
(0)
8 de marzo de 2014  

El boleto del subte volverá a subir el próximo viernes. Cada pase costará $ 5 si se compra individualmente y entre $ 2,70 y $ 4,50, según la cantidad de viajes mensuales que haga el usuario, de acuerdo con el sistema escalonado de abonos mensuales para pasajeros frecuentes creado por Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (Sbase).

La administración porteña justificó el incremento del boleto por el alza de los costos operativos del servicio de explotación de los subterráneos , que estimó en un 16 por ciento.

A partir del próximo viernes, la compra de pasajes con las tarjetas electrónicas SUBE y Monedero pasará de $ 3,50 a $ 4,50 y llegará a $ 5 para el pago del Subtepass en efectivo. En tanto, el Premetro con combinación se incrementará de 1 a 1,50 pesos. Con Subtepass, costará $ 2.

El gobierno local presentó el 7 de febrero pasado en una audiencia pública su propuesta de aumento de la tarifa de subterráneos en forma escalonada, que fue rechazada por usuarios, diputados de la oposición y metrodelegados que reclamaron una auditoría a la empresa Metrovías.

"Resulta necesario establecer una recomposición del cuadro tarifario del servicio público de subterráneos a los fines de hacer frente al actual incremento en los costos e insumos involucrados en el servicio público", indicó el gobierno porteño en la resolución publicada ayer en el Boletín Oficial.

El gobierno insistió en un argumento que ya había esgrimido el presidente de Sbase, Juan Pablo Piccardo: "La recomposición del cuadro tarifario, con la implementación del descuento para usuarios frecuentes, permitirá no sólo mejorar la calidad y seguridad del servicio, sino también favorecer el uso continuado de los usuarios frecuentes, reduciendo los gastos mensuales en transporte para los usuarios frecuentes".

Según el detalle publicado ayer, quien viaje más de 20 veces al mes en subte comenzará a pagar menos. A partir del viaje 21, el pasajero pagará $ 3,60 por el boleto (un 20% menos); a partir del viaje número 31, pagará $ 3,15 (un 30% menos), y desde el pase 41, $ 2,70 (con un descuento del 40%).

Según el cálculo, un trabajador promedio, que utiliza el subte dos veces por día, va a terminar pagando unos 44 viajes a un promedio de $ 3,83, es decir, un 9,29% más que lo paga hoy, con el boleto unitario a $ 3,50.

Según las explicaciones de Sbase, el aumento obedece a los niveles inflacionarios de la economía y la consiguiente suba de los costos operativos. Para este año, está previsto que la concesionaria que opera el servicio, Metrovías, reciba 1000 millones de pesos de subsidio y por boletería, otros $ 900 millones. En tanto, los costos operativos del sistema ascienden a $ 1400 millones.

El nuevo aumento permitirá obtener unos 200 millones de pesos más, que serán destinados a obras de mantenimiento y compra de coches, según prometen en Sbase.

El nuevo sistema incluye, además, un segundo tipo de tarifa: el abono mensual, con descuento por acumulación. Es una tarjeta, como la Subtepass, que pueden sacarla todos los usuarios y consta de un boleto de valor fijo por 30, 40 y 50 viajes. No es necesario utilizarla el mismo mes. El de 30 viajes costará $ 126 pesos; el de 40 viajes, $ 157 y el de 50 viajes, 184 pesos.

También se establecen los abonos y pases nominales, en los que hay distintos tipos: el social, el estudiantil, el maestro, y los pases gratuitos para jubilados y pensionados y discapacitados.

El abono estudiantil aumentará de $ 30 a $ 50 y el abono maestro pasará de $ 76 a $ 100.

El abono social se mantiene en $ 2,50 y podrán adquirirlo "personas en situación de desempleo crónico o recurrente" o que "acrediten fehacientemente poseer ingresos familiares que se encuentren por debajo de la canasta básica familiar que publica el Indec", entre otros.

Éste es el tercer aumento del subte desde que el gobierno porteño administra el subte de la ciudad. El primero, en enero de 2012, pasó el costo del boleto de $ 1,10 a $ 2,50. En noviembre pasado, cada viaje pasó a costar $ 3,50, lo que representa un aumento acumulado de 309 por ciento.

El diputado porteño Alejandro Bodart (MST-Nueva Izquierda) volvió a criticar el aumento: "El lunes presento en la Justicia un nuevo recurso de amparo porque ni Metrovías ni Sbase justificaron la suba de costos".

La discusión por la tarifa del subterráneo

El último aumento del boleto, que llevó la tarifa a $3,50, se demoró un año por una cautelar dictada por la Justicia, que obedeció a un amparo interpuesto por el diputado de izquierda Alejandro Bodart. Según él, "la auditoría marca una tarifa técnica de $5,01 a $5,62, y no de $7,47 como dice el gobierno. Propongo bajar sustancialmente los subsidios".

"Esta medida sólo se explica como la decisión política de expulsar a un sector de la ciudad y convertir al subte en un servicio de privilegio", dijo Roberto Pianelli, de los metrodelegados, durante la audiencia pública, que se realizó el 7 de febrero pasado. "Sumamos más de un 300% de aumento desde que Pro se hizo cargo y 200.000 personas dejaron de viajar", agregó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.