Daddy Noel Runner: el maratonista que corre por los chicos internados en Navidad

A Luis Dalle De Nogare (56) lo conocen en la comunidad del running como "Daddy Noel Runner" por su labor solidaria durante las fiestas.
A Luis Dalle De Nogare (56) lo conocen en la comunidad del running como "Daddy Noel Runner" por su labor solidaria durante las fiestas. Crédito: Gentileza
María Paz Rambaud
(0)
13 de diciembre de 2019  • 11:13

Era 2016. Faltaban pocos días para Navidad y, como tantos otros chicos, Nahuel (3) se encontraba internado junto a su mamá en el Hospital Elizalde de la ciudad de Buenos Aires. Llevaba más de dos meses hospitalizado y lejos de su hogar en Ushuaia y había sido operado varias veces de labio leporino, lo que dificultaba su capacidad de habla. En medio de tan complicada situación, el 23 de diciembre recibió una visita que le hizo emitir, después de mucho tiempo sin poder comunicarse, "gritos de alegría": el maratonista solidario Luis Dalle Nogare, mejor conocido como "Daddy Noel Runner" apareció de sorpresa y con juguetes en su habitación. Una acción solidaria que comenzó ese año con la idea de llevar un poco de alegría a los chicos internados y sus familias y que está por realizarse por cuarta vez.

Pasaron ya seis años desde que Luis Dalle Nogare se adentró en el mundo del running. Todo comenzó cuando participó de una carrera de 10 km junto a su hijo Marco, un ultramaratonista campeón mundial, y por dolores en sus gemelos, debió abandonar la competencia. "Mi hijo me agarró del hombro y me insistió para que empezara a entrenar con él", recuerda Luis. Desde aquel entonces, incorporó este deporte como estilo de vida y ahora, lleva corridas 22 carreras de 42 km.

Luis Dalle Nogare incursionó en el mundo del running a sus 50 años y desde 2014, incentiva a otros corredores a fusionar el deporte con la ayuda social.

De todas formas, lo que lo destaca de otros corredores no son sus logros o técnica, sino su labor solidaria: desde el 2014 incentiva a sus compañeros runners a fusionar el deporte con la ayuda social. "Empezamos siendo siete amigos que cuando nos juntábamos a correr una vez por mes en Puerto Madero, llevábamos donaciones de ropa, alimentos no perecederos y juguetes que repartíamos a Iglesias y ONG", relata Luis. Tiempo después, abrieron la convocatoria en redes sociales y se organizaron en tres grandes eventos caritativos: el "utilazo" la semana anterior al comienzo de clases, donde juntan útiles escolares, el Día del Niño, donde juntan juguetes y la famosa Navidad Runner, que este domingo cumplirá su cuarto aniversario. En resumen, Luis describe: "Estamos vinculados frente a una hermosa labor, unidos por el running".

La primera etapa del evento consta de una carrera poco tradicional, donde cada participante puede elegir un deporte aeróbico a elección con la sola condición de asistir disfrazado como "mamás o papás noeles".
La primera etapa del evento consta de una carrera poco tradicional, donde cada participante puede elegir un deporte aeróbico a elección con la sola condición de asistir disfrazado como "mamás o papás noeles". Crédito: Gentieza

El último de los eventos anuales, es su principal acontecimiento y el que le dio un nombre a Luis en la comunidad del running. "En una Iglesia de Puerto Madero una señora nos preguntó quiénes éramos y uno de mis compañeros dijo que yo era Papa Noel. Entonces como chiste, me quedó el apodo 'Daddy Noel Runner'", cuenta entre risas.

Estamos vinculados frente a una hermosa labor, unidos por el running.
Luis Dalle Nogare

La Navidad Runner se celebra la semana anterior a las fiestas y consta de dos partes: primero, una carrera poco tradicional, donde los participantes pueden optar por correr, caminar, hacer plogging (recoger basura durante el entrenamiento) o andar en bicicleta y a donde deben asistir disfrazados como "mamás y papás noeles" y llevar consigo un juguete para donar. Mientras que, la segunda instancia consiste en repartir las donaciones entre los niños que se encuentran internados en el Hospital Elizalde de la ciudad de Buenos Aires, también vestidos de rojo. "El último año fuimos 70 personas las que nos juntamos a correr en la Reserva Ecológica Costanera Sur y 20 los que nos acercamos al Elizalde", específica Luis.

Todos los años, cargan las donaciones en una camioneta que llaman cariñosamente "el trineo".
Todos los años, cargan las donaciones en una camioneta que llaman cariñosamente "el trineo". Crédito: Gentileza

Sobre la metodología que usan año tras año, Luis aclara: "Recibimos los juguetitos ya envueltos y con alguna indicación, como para que edad aproximada están destinados". Antes de comenzar la carrera, dejan todos los paquetes en una camioneta que llaman cariñosamente "el trineo" y luego, Gigi Cruces, una enfermera del Elizalde se acerca a la Reserva Ecológica y los guarda en un cuarto del hospital hasta el día de la entrega.

La Navidad Runner se organiza con el propósito de recolectar juguetes para los niños internados en el Hospital Elizalde durante la semana de fiestas.

Tras cada carrera, lo que más gratifica a los runners solidarios cuando hacen la repartida de juguetes es "la alegría de los peques". "Ellos no nos esperan y su carita de sorpresa es increíble. La mayoría de ellos, además de estar enfermos, son muy vulnerables. Hacer esto nos hace dar cuenta que nuestros problemas diarios son insignificantes frente a otras realidades", asegura el maratonista, quien dice guardar en su corazón los nombres de chicos como Nahuel. De hecho, si bien la Navidad Runner finaliza formalmente con la entrega de juguetes, la mayoría de los corredores regresan dos o tres veces más al Elizalde, siempre acompañados por enfermeras voluntarias, y visitan a los chicos: "queremos ver como están y hacerlos sonreír".

Ellos no nos esperan y su carita de sorpresa es increíble.
Luis Dalle Nogare

Según Luis, la entrega de juguetes en el Hospital Elizalde es "lo más gratificante" de todo el evento.
Según Luis, la entrega de juguetes en el Hospital Elizalde es "lo más gratificante" de todo el evento. Crédito: Gentileza

Cómo participar

  • La Navidad Runner es abierta, gratuita y no se requiere de inscripción previa para asistir. La única condición es vestirse como "papás y mamás noeles" y llevar un juguete para donar a los chicos del Hospital Elizalde.
  • Este año, se realizará el domingo 22 de diciembre desde las 8.30 horas en la entrada sur de la Reserva de Costanera Sur (donde está la Fuente Monumental De Las Nereidas). Al final del evento, los participantes compartirán una comida "a la canasta". Ante cualquier consulta, comunicarse a: dnogare@yahoo.com.ar.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.