Mujeres bomberas: en seis años se duplicó el número