Aguanten los K, una cruda y humorística mirada sobre el país

Presentaron el libro que reúne las columnas "De no creer", de Carlos Reymundo Roberts
Julieta Molina
(0)
5 de noviembre de 2011  

"Los grandes guionistas de mi columna son los K, y el 23 [día de las elecciones] hemos renovado contrato por cuatro años más", dijo con ironía Carlos María Reymundo Roberts durante la presentación de su libro, Aguanten los K, realizada ante un auditorio desbordado de público en la librería El Ateneo, en Florida y Corrientes.

A la presentación asistieron dirigentes políticos, legisladores, académicos, lectores y periodistas de diversos medios gráficos, radio y televisión. "Estoy apabullado [por la cantidad de gente]; aunque no me chupo el dedo: sé que ustedes han sido movilizados por La Cámpora y por Camioneros", dijo el autor a los asistentes, que festejaron la observación con risas y aplausos.

Aguanten los K reúne las columnas de la sección De no creer, que, con la firma de Reymundo Roberts, prosecretario general de Redacción de LA NACION, se publican los sábados en el diario. Allí, un personaje ficticio se esfuerza por ser aceptado como un militante kirchnerista, lo cual da pie a una cruda, y al mismo tiempo humorística, visión de la realidad política del país.

El libro reúne 62 de esas columnas y cientos de comentarios de los foristas de Internet, que se embarcan en debates apasionados. Mientras algunos participantes defienden las políticas kirchneristas, otros las cuestionan duramente y felicitan las ocurrencias del periodista.

"Tuve muchísimo miedo de que Cristina perdiera", respondió sonriente Reymundo Roberts ante una pregunta sobre el futuro de su columna, que se nutre fundamentalmente de los hechos que involucran al oficialismo.

Durante casi una hora, los periodistas Jorge Fernández Díaz y Carlos Pagni hablaron sobre el libro y el autor, y conversaron con él.

"No existe en el cuerpo profesional del periódico alguien que encarne tan cabalmente el ideario del diario de Mitre", describió Fernández Díaz a Reymundo Roberts, que trabaja en LA NACION desde hace más de 30 años.

"Es clásico y tradicionalista y, sin embargo, terminó siendo el columnista más innovador y revulsivo del diario. Creó un álter ego literario ficcional, un antiRoberts, o sea, un progre, un alcahuete del poder, un antiliberal", añadió.

El uso del humor

Pagni elogió que el autor haya descubierto la "mejor forma" de describir la realidad política del país, que es "matándose de risa". Así, consideró que "el kirchnerismo, que dramatiza todo y por su matriz autoritaria, no entiende el humor y lo ofende mucho". Añadió: "Roberts, siguiendo una tendencia de su personalidad, a través del humor consigue criticar sin agredir, lo cual es un hallazgo en momentos en que nos quieren meter en la trampa de una guerra".

Reymundo Roberts contó que descubrió esta forma de retratar los hechos casi de casualidad, y que dudó en comprometerse a escribir un artículo todos los sábados por temor a que le faltara material.

"Pero debo agradecerles a los K y también a la oposición: nunca dejan de facilitarme el trabajo", dijo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.