Anticipo: la muestra de León Ferrari en Bellas Artes será un acto de "justicia poética"

En el centenario del nacimiento León Ferrari el MNBA saldará una deuda con el artista y su obra
En el centenario del nacimiento León Ferrari el MNBA saldará una deuda con el artista y su obra
María Paula Zacharías
(0)
10 de diciembre de 2019  

El Museo Nacional de Bellas Artes se lo debía. Y en el centenario de su nacimiento, entre abril y junio del año próximo, saldará la deuda con León Ferrari, cuando una muestra antológica tome el Pabellón de Exposiciones Temporarias con emblemáticos objetos, dibujos, videos, esculturas y cerámicas del artista. Con curaduría del director del museo, Andrés Duprat, y de la historiadora Cecilia Rabossi, se exhibirán más de cien obras producidas desde los años 50 hasta su muerte, en 2013, provenientes de la Fundación Augusto y León Ferrari Arte y Acervo (que dirigen sus nietas), del propio museo, y de otras colecciones públicas y privadas. "Reparar esta omisión es justicia poética", dice Duprat.

La última retrospectiva del artista en el Centro Cultural Recoleta, en 2004, curada por Andrea Giunta, le valió el mote de blasfemo y varias clausuras. Encabezó entonces la revuelta quien es hoy el Papa Francisco. Poco después, en 2007, mereció el León de Oro en la Bienal de Venecia. Ahora los tiempos son otros y 2020 será un año de reconocimientos en varios puntos del globo: tendrá muestras en el Pompidou de París, en el Reina Sofía de Madrid y en el museo holandés Van Abbe. Su collage literario Palabras Ajenas será llevado a la performance en las acciones que anticipan la Bienal de San Pablo, en abril.

"Estará ordenada cronológicamente, pero con eje en sus obsesiones", anticipa Duprat. En la muestra del museo mayor estará La civilización occidental y cristiana, Jesús crucificado sobre un avión de guerra norteamericano (está en préstamo en el Castagnino de Rosario), la Carta a un General y series clave como Nunca más, Nosotros no sabíamos, esculturas en metal y poliuretano expandido, planos de megalópolis asfixiantes, los Brailles (estampas japonesas eróticas con textos bíblicos sobreimpresos en esa lengua), los Juicios Finales defecados por aves (esta vez sin las aves) y sus infiernos varios. "Algo que no se vio en el Recoleta y que vamos a exponer son sus libretas. Anotaba todo, como Leonardo. Son alucinantes, y muestran la génesis de sus investigaciones", dice Duprat.

En el segundo piso del MNBA, el homenaje tendrá una precuela: una selección de fotografías y pinturas de Augusto Ferrari, su padre. Y continuará con proyección del documental Civilización, de Rubén Guzmán, con guion de Duprat y la edición de varias publicaciones: además de un catálogo, se editará completa en formato diario la serie Nosotros no sabíamos (recortes de noticias en las que durante la dictadura militar se daba cuenta de muertes violentas).

La programación continúa con una exposición de dibujos antiguos del acervo del museo, una gran muestra de Raquel Forner curada por Marcelo Pacheco y Mujeres artistas en Argentina (1890-1950), curada por Georgina Gluzman, además de exposiciones dedicadas a Arden Quinn y Antonio Seguí. Respecto de los planes de ampliación que quedaron truncos y el nuevo gobierno, dice Duprat: "Soy optimista. En breve me reuniré con el nuevo ministro".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.