Art toys: juguetes para coleccionar creados por artistas y diseñadores

El flipper de madera es una obra de art toy que invita a jugar
El flipper de madera es una obra de art toy que invita a jugar Crédito: Victoria Gesualdi
Son juguetes, pero no se usan para jugar, y se convirtieron en un fenómeno mundial que ahora llega al Centro Cultural Recoleta
Natalia Blanc
(0)
23 de enero de 2019  

Muñecos de vinilo de colores y tamaños variados que representan monstruos, superhéroes, fantasmas, diablitos, personajes y seres fantásticos. Animales tejidos al crochet con ropa en escala, accesorios y sombreros. Un Cristo con traje de astronauta. Robots de madera que mueven las piernas. Un oso de peluche gigante. Un flipper artesanal. Un domo con nieve de colores y personajes para adoptar como mascotas. Son obras de art toys, juguetes diseñados por artistas, que no responden a una demanda del mercado ni a una necesidad comercial. Son piezas para coleccionar que se exhiben en galerías de arte y museos internacionales.

Doce de los referentes locales del género art toy exponen sus creaciones en la muestra "El juguete rabioso", inaugurada en el Centro Cultural Recoleta el 10 de enero. Con curaduría del artista y diseñador Juan Pablo Cambariere, la exposición está integrada por series de muñecos y por objetos únicos, como un enorme oso que recibe al público en el centro de la sala 8, un flipper en tamaño real realizado íntegramente en madera (con un cartel que pide "no tocar", ya que invita a jugar) y un domo de acrílico con efecto nieve y figuras de madera desplegables con narices hechas con un lápiz que puede sacarse para dibujar. Cada uno tiene impresa la frase: "El dibujante se boceta a sí mismo en cada trazo", escrita por Tobías Schleider, integrante del dúo El Topo Ilustrado, junto con Cristian Turdera.

"A partir de una viñeta de El Topo Ilustrado y un texto de Tobías, trabajamos en piezas de diseño en madera y esmalte de unos 12 cm de largo, todos hechos a mano. Son personajes que nacieron hace solo un mes en una edición de 90 piezas que presentamos en la galería Mar Dulce y que, al venderlos, entregamos con un certificado de adopción. Estos personajes, ahora resignificados, forman parte de una obra más grande pensada para la muestra colectiva del Recoleta, integrada por colegas muy talentosos, como grupo Doma, Patricio Oliver, Nosotros Cinco y Luli The Bunny. Armamos un domo con los personajes adentro, una especie de incubadora con movimiento, una fiesta de color", contó Turdera. El próximo sábado, a las 18.30, el ilustrador dará una charla sobre su trabajo con objetos en la capilla del CCR, en el marco del Festival de Ilustración Sudestada.

En una visita guiada con LA NACION, el curador habló sobre el concepto del montaje: el domo ideado por Turdera y firmado por Tiempo de Tintas dialoga con los semicírculos pequeños de acrílico que rodean los muñecos colgados en las paredes en la sala. Doma y Oliver son los artistas nacionales más importantes del género a nivel internacional.

Cambariere ubicó sus respectivas creaciones en paredes enfrentadas: los muñecos de Doma, en los que se destaca un Cristo con traje de astronauta, tienen un fondo celeste, como un cielo; los diablos y los guerreros de Oliver están exhibidos sobre una pared rojo fuego. En las paredes laterales, también pintadas con colores fuertes, se ven los animales tejidos de Pica Pau (suaves y tiernos, como para regalar a un bebé); también, monstruos y personajes de vinilo del colectivo DGPH. En cada sección hay un código QR para acceder al sitio web de los artistas.

"El art toy está en una frontera muy difusa entre arte, diseño e ilustración. Por eso es tan difícil clasificarlo. Algunos son productos hechos en serie; otros son piezas únicas. Son productos que no se encuentran en jugueterías, sino en tiendas de museos, de cómics y hasta en librerías especializadas", explicó Cambariere. A nivel mundial, el pionero del art toy es el ilustrador y diseñador británico James Jarvis, que crea personajes en serie con personalidades y mundos diferentes con su empresa, Amos Toys.

"El juguete rabioso" es una exhibición ideal para el nuevo perfil del Recoleta: el público adolescente y juvenil. Durante el primer fin de semana, la visitaron más de 4000 personas. Cambariere eligió el título de la novela de Roberto Arlt para resumir el espíritu de la muestra: "El nombre juega con la ironía de estos juguetes, con el desfase, con su génesis fuera del molde".

Para agendar

Centro Cultural Recoleta (Junín 1930). Martes a viernes, de 13.30 a 22; sábados, domingos y feriados, desde las 11.15. Entrada gratuita.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.