Arte para vestir: un acuerdo entre Uniqlo y el Louvre para ponerse la camiseta