El diario Crítica: un viaje a los años salvajes del periodismo argentino

El vespertino de Natalio Botana combinó las tiradas masivas con las plumas de Borges y Pettoruti; en la Fundación OSDE se puede recorrer su historia
María Elena Polack
(0)
21 de noviembre de 2015  

El esplendor de Crítica se extendió de 1913 a 1941
El esplendor de Crítica se extendió de 1913 a 1941 Fuente: LA NACION - Crédito: Maxie Amena

Llegó a vender un millón de ejemplares por día en un país que apenas tenía 10 millones de habitantes. Por su redacción pasaron escritores de gran nivel. Revolucionó el periodismo a tal punto que sus páginas se destacan aún hoy por su modernidad y su manejo de recursos gráficos. El esplendor del diario Crítica, desde su fundación en 1913 hasta la muerte de su creador y director Natalio Botana en 1941, tiene su segunda vuelta con formato de exposición.

En el espacio de arte de la Fundación OSDE, Álvaro Abós, escritor e investigador de Natalio Botana y del periodismo de aquella época, estrenó ayer su primera incursión en la exposición: Crítica arte y sociedad en un diario argentino (1913-1941). "Yo quería volcar lo que investigué en formatos más atractivos, audiovisuales. He escrito muchos libros y ésa es una experiencia solitaria", explicó a LA NACION durante la recorrida por la muestra, junto con la directora del espacio, María Teresa Costantin, que podrá visitarse hasta el 23 de enero próximo en Suipacha 658.

La exhibición tiene varias facetas para entender de qué se trató Crítica. Incluye obras de arte sobre las que el diario vespertino de dos ediciones (la 5a, a las 17, y la 6a, a las 20) habló en sus páginas, equipos de música como los que se mostraban en los avisos publicitarios, una máquina de escribir marca Underwood como las que se usaban en la redacción, y una selección de caricaturas, comics y tapas y páginas de noticias impactantes que han quedado en la memoria colectiva.

Soprende la insolente y hasta divertida cobertura del intento de suicidio de una mujer que el 5 de abril de 1928 llamó a la redacción para anunciar: "Me voy a suicidar. Vivo en Uruguay N° 694". El cronista Roberto Arlt concurrió al lugar con un fotógrafo y lograron evitar el desenlace fatal. Es desopilante ver las imágenes de María Augusta Montecucchi, acostada en su cama con un revólver pegado a la sien derecha y la secuencia de cómo se impidió que cumpliera su amenaza.

Según Abós, Crítica "fue una conjunción muy extraña de diario popular y de vanguardia, concitando escritores como Jorge Luis Borges, Arlt y con Emilio Pettoruti como crítico de arte, por ejemplo".

Con el diario, primero hubo un suplemento cultural llamado Crítica Magazine y luego la Revista Multicolor de los Sábados, que dirigieron Jorge Luis Borges y Ulyses Petit de Murat.

En esa revista se publicaron más de 500 cuentos de autores argentinos y extranjeros. Fue el espacio en el cual Borges publicó por entregas los cuentos y relatos que reuniría luego en el libro Historia universal de la infamia y donde se sospecha que usó otros nombres para narraciones "fabulosas", según las señala Abós, como "La última bala", que firma Pascual Güida, ilustrador y diagramador de Crítica al que no se le conocieron otros escritos. Abós leyó toda la colección de Crítica que se guarda en la Biblioteca Nacional y realizó una selección de 21 de relatos que se publicaron con el títulomo Cuentos para leer los sábados (Alfaguara).

El lugar de los hechos

El centro de la exposición está ocupado por el escritorio de Natalio Botana que se conservó en el edificio art decó de la Avenida de Mayo 1333, diseñado por los arquitectos Kalnay, y que pasó a manos de la Superintendencia de Admimistración de la Policía Federal.

En ese edificio se conservan algunas piezas del diario y hasta la marquetería del despacho de Botana, incluido el balcón interno que usaba su guardaespalda y mucamo, Cipriano Arrué. Una selección de imágenes del fotógrafo Claudio Larrea contribuyen a mostrar lo que fue ese edificio para la época.

Música de la época suena de manera constante. Se pueden ver imágenes de la legendaria pelea de Luis Ángel Firpo y Jack Dempsey, del 14 de septiembre de 1923, que se relató desde Crítica hacia la calle. Hay una selección de fragmentos de películas de Carlos Gardel. Una computadora habilitada para el público permite consultar la digitalización de Crítica efectuada por el Fondo Nacional de las Artes. Y una mesa, también de consulta para el público, ofrece libros sobre Botana y el diario.

Muchas instituciones aportaron patrimonio los museos nacional de Bellas Artes, Eduardo Sívori, Quinquela Martín, del Dibujo (MUDI), de Tandil, de la Ciudad y Parodi (de Caseros), los archivos Villoldo-Botana y Ernesto Giudice, las fundaciones Pettoruti y Forber-Bigatti, el Fondo Nacional de las Artes, la Policía Federal y coleccionistas privados como el hijo de Curatella Manes, la heredera de Del Prette y hasta Xul Solar.

La muestra puede visitarse hasta el 23 de enero próximo de lunes a sábado, de 12 a 20. Hay visitas guiadas los miércoles, a las 18, y los sábados, a las 17. Puede consultarse la agenda de actividades en www.artefundacionosde.com.ar .

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.