Congreso literario. Ficción: una casa en llamas que enciende el debate