Impulsan el teatro como materia en las escuelas

Profesores especializados formaron una red nacional
(0)
7 de diciembre de 2001  

"Es difícil concebir la humanidad sin historias, sin contar cuentos, sin transmitir ideas o sentimientos. El teatro es vida, y por eso es imprescindible en la escuela", comentó el actor Patricio Contreras ante 90 profesores teatrales de todo el país, reunidos en el Teatro Cervantes.

Desde Tierra del Fuego hasta Jujuy, unos cien docentes especializados fundaron la red de profesores de teatro con un único fin: promover su enseñanza en las aulas. El encuentro, que fue convocado por el Ministerio de Educación, contó con el apoyo de actores, directores y dramaturgos. Entre otros, Alejandra Boero, Juan Carlos Gené y Carlos Gorostiza.

"La ley federal de educación establece que se enseñe el área artística en cuatro lenguajes: música, plástica, teatro y expresión corporal. A partir de 1995, unas 20 jurisdicciones comenzaron a incorporar el teatro en sus contenidos curriculares en el ciclo de Educación General Básica (EGB). "Si bien en muchos casos se aprobó como materia obligatoria, aún no están asignadas las horas ni formados los profesores", precisó Luis Sampedro, actor, profesor en Mendoza e impulsor de la red.

En rigor, Mendoza es la provincia pionera en su enseñanza. Según explicaron varios docentes, desde 1985 se impulsa su enseñanza, que ya llega a más de 300 escuelas. "Los resultados son buenos. Los chicos mejoraron su expresión lingüística, corporal y su autoestima", dijo la docente Ester Trozzo. Otras provincias con propuestas avanzadas son San Juan, Córdoba, Buenos Aires y Chubut.

En el encuentro del Cervantes, la actriz y diputada radical Mabel Manzotti destacó la firma de una resolución en la Cámara de Diputados que pide a las provincias que impulsen este arte en las escuelas.

Trozzo, una de las organizadoras del encuentro, afirmó que los objetivos de la red son dos: promover estrategias de cómo llevar el teatro a la escuela y que así se implemente la ley, y hacer un mapa de la situación actual, en qué escuelas se está enseñando y cómo, con el fin de emular experiencias positivas.

Un grupo de dramaturgos y actores justificó -con mucha pasión- la enseñanza del teatro principalmente porque estimula la creatividad, la imaginación y la memoria, el trabajo en grupo y ayuda pedagógicamente para aprender otras disciplinas.

"Recuerdo que con algunos de mis jóvenes alumnos nos pusimos a trabajar y representar hechos históricos -dijo Alejandra Boero-. Es llamativo cómo los hechos encarnados los sentían como propios y después no se les borraban más."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.