Juan Carlos Distéfano: "Jamás pensé que podía ir a Venecia"

El escultor será el representante oficial del país en la próxima Bienal italiana; presentará un conjunto de 15 obras que reúne su producción desde los 70 hasta hoy, incluida la inédita Emma traviesa
María Elena Polack
(0)
6 de marzo de 2015  

Está feliz y no lo disimula, aunque juega con las palabras y mantiene la sencillez de toda su vida. Juan Carlos Distéfano es el elegido para representar al país en la próxima bienal de arte de Venecia, en la que expondrá 15 obras en el pabellón argentino, de 500 metros cuadrados. Mantuvo guardado el secreto desde diciembre, cuando fue informado de la decisión de la Cancillería y trabaja con premura en Emma traviesa, su homenaje a la monocopia de Lino Enea Spilimbergo. "Aquella niñita que va vendiendo su cuerpo, que se prostituye y se mata, ahora es un niño, es un joven, un travesti, con uno de los esqueletos que hacía Spilimbergo, pero hecho con recortes de avisos eróticos de los diarios que ahora afortunadamente ya no se publican", explicó el artista.

Pero la escultura no la encaró para participar de la Bienal. Se dedica a ella desde hace casi dos años. Sí se expondrá por primera vez en Venecia y no será fotografiada hasta llegar a Italia, porque es condición del encuentro internacional de arte que la obra sea inédita. Le falta muy poco: "Quiero estar 15 días tomando mate delante de la obra, que tiene que estar lista para su traslado a fin de este mes".

"Soy lento, vueltero y maniático para trabajar", revela con una sonrisa en conversación con LA NACION, luego de una rueda de prensa, ayer, en la Cancillería.

-¿Cuándo supo que era el elegido para Venecia?

-Más o menos para Navidad, pero recién ahora se difunde oficialmente. Y desde ese momento estoy trabajando apurado para terminar Emma traviesa. No quiero que se la tome como una obra moralista, porque tengo respeto por los travestis. No sé si es una obra buena o mala.

-¿Viajará para el montaje de la exhibición?

-Voy a ir con un palo para que no hagan macanas [se ríe mientras posa para el fotógrafo, en una galería del Palacio San Martín]. Hasta fin de mes tengo tiempo para terminar Emma traviesa y a fines de abril viajo a Venecia. Pero antes espero que se presente mi libro soñado - Distéfano, obras- que se imprimió en España (Capital Intelectual) y que como objeto libro es de los más bellos que se editaron en el país. Lo hizo Rubén Fontana y tengo grandes expectativas de presentarlo antes de irme a la bienal.

-¿Qué significa ir a Venecia?

-Significa muchas cosas. Jamás pensé que podía ir a Venecia. Tengo un miedo espantoso. Cuando hago una muestra la vivo con incomodidad. Me ven en calzoncillos, pero en la medida que la exhibición transcurre me voy reconciliando. Espero que eso también me suceda en Venecia.

Arte sin imágenes

Inusual conferencia de prensa la de ayer. Dos horas hablando de arte sin una sola imagen de lo que será el envío a Venecia. La presentación estuvo a cargo de la directora general de Asuntos Culturales, Magdalena Faillace, acompañada por la curadora María Teresa Constantin, el diseñador de exhibiciones Patricio López Méndez y el historiador de arte Gastón Burucúa

A diferencia, por ejemplo, de Uruguay, que tiene un sistema claro de selección de artistas para la Bienal y que hace meses ha comunicado que Marco Maggi será su representante, Faillace no anunció antes que Distéfano representará a la Argentina porque no conocía el lema oficial de Venecia 2015: "Todos los futuros del mundo".

La embajadora destacó los méritos del escultor: "Es un gran humanista. Impacta su compromiso por el tema de la violencia. Su obra lo hace muy joven y atemporal".

No hace falta justificar la trayectoria de Distéfano, de 81 años. En Venecia se verán la instalación escultórica Kinderspelen, dos obras que integran el patrimonio del Museo de Arte de Houston y Procedimiento (una de sus primeras creaciones), entre otras.

En la rueda de prensa no se soslayó el lado político de la elección: "Pensé en alguien que fuera una figura de unidad de todos los argentinos y ningún artista de derecha, de centro o de izquierda puede objetarlo". Y confirmó Faillace que "será la última bienal de arte que realiza esta gestión [presidencial]", la que firmó el convenio por 20 años del pabellón argentino en Venecia.

En total, el envío nacional comprende 24 obras, entre piezas y objetos artísticos. Y si bien participarán también los artistas Ana Gallardo, Eduardo Basualdo y Ernesto Ballestero, Cancillería sólo les solventará a ellos los pasajes aéreos.

A María Teresa Constantin y a Patricio López Méndez le tocaron las explicaciones logísticas y organizativas de la exhibición de las obras de Distéfano. Las esculturas prácticamente no tendrán bases y habrá rampas para que se pueda estar lo más cerca posible de cada obra. Es decisión del artista que el público pueda recorrer sus obras y tocarlas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.