La Bienal pone una lupa sobre la ciudad: cinco referentes mundiales miran a Buenos Aires

Vista de Buenos Aires
Vista de Buenos Aires Fuente: AP
La 17a edición reúne a referentes del mundo para pensar los problemas más urgentes del urbanismo
Cecilia Martínez
(0)
17 de octubre de 2019  

Buenos Aires es, a los ojos de renombrados exponentes de la arquitectura mundial que participan en la Bienal Internacional de Arquitectura, una ciudad "bella", "cautivante", "imponente", "europea". Los expertos en la disciplina aprovechan estos días para recorrerla y contemplar sus espacios mientras debaten el futuro de la construcción y la planificación urbana en el marco del encuentro que tiene como sede la Usina del Arte.

Referentes como el italiano Mario Cucinella, destacado mundialmente por la sostenibilidad de sus propuestas; el finlandés Ville Hara, autor de una torre para el Korkeasaari Zoo que en 2002 atrajo la atención internacional, o la catalana Bet Capdeferro, creadora del multipremiado proyecto "Casa Collage", comparten con LA NACION sus impresiones sobre el entramado porteño y sus atractivos estéticos. "Es muy fácil definir lo que es buena arquitectura o no: solo hay que ver si hay gente en las calles. Y eso aquí pasa", resume el escandinavo sobre la Reina del Plata.

"La ciudad tiene elegancia y es muy interesante por su esta mezcla de arquitectura medio europea, medio afrancesada, con lo local. La veo muy atractiva para el peatón", agrega la peruana Ruth Alvarado sobre la ciudad, postulada junto a La Plata para ser declaradas patrimonio mundial de la humanidad. Estos arquitectos exponen sus puntos de vista junto a otros 50 speakers destacados sobre los temas que atraviesan a la Bienal: la presión del turismo sobre las ciudades, el crecimiento urbano y poblacional sin precedente y el medio ambiente.

El evento, considerado uno de los más destacados luego de las bienales de Venecia y San Pablo, celebra este año su decimoséptima edición. La programación se inauguró el martes en un acto encabezado por miembros del comité organizador, entre ellos Carlos Sallaberry y Roberto Converti, y abarca medio centenar de conferencias, concursos y una veintena de muestras.

Junto a la programación de la Usina, otras sedes satélite acogen actividades formativas y de divulgación. En el mismo barrio de La Boca puede visitarse la obra en construcción del que será el primer edificio proyectado en el barrio por un prócer de la arquitectura argentina, Clorindo Testa. Será la nueva sede de la Fundación Andreani, un centro cultural que se sumará al Distrito de las Artes junto a Caminito y la Fundación Proa.

El papel que edificios dedicados al arte, como estos últimos, juega en la dinamización y construcción de las ciudades desde una perspectiva cultural es otro de los temas de la Bienal. Sobre ello tratarán hoy expositores como Fridolin Hinde, de UFA Fabrik (Berlín); John Bingham-Hall y Andrea Cetrulo, de Theatrum Mundi (Londres), y el artista argentino Leandro Erlich, que hablará de sus intervenciones en el espacio público.

Antes de su ponencia, John Bingham-Hall explica que su organización trabaja el concepto del "backstage urbano", que significa "llamar la atención sobre las cosas que ocurren detrás de escena para apoyar la vida cultural de una ciudad".

"La forma en que se aborda la cultura en la planificación y arquitectura urbanas es a menudo mediante la creación de edificios simbólicos muy visibles y caros: grandes centros de arte, museos, distritos. Estos espacios son solo una parte de la vida cultural. Nosotros estamos interesados en dónde sucede la producción, en dónde trabajan, ensayan y escriben los artistas. La práctica artística es por naturaleza experimental, prueba escenarios, y estos escenarios producen nuevas formas de espacio urbano y arquitectónico. Si los gobiernos y los planificadores urbanos pueden crear infraestructura para brindar suficiente apoyo, los profesionales podrán construir nuevas formas de actividad que no podrían haberse imaginado de antemano", recalca Bingham-Hall.

Álvaro García Resta, subsecretario de Proyectos de la Ciudad, se suma a esta idea y hablará del ejemplo del Parque de la Estación (entre las calles Perón y Gallo) y del rol de la arquitectura pública como agente cultural. "La metodología de trabajo de antropología urbana que implementamos en el proceso hizo que la gente se apropie del lugar, donde antes había solo un paredón", señala.

De este tema y de otros se hablará en la Bienal hasta el sábado con la presencia de otras figuras como Joe Morris (Reino Unido), Jenny Osulden (Noruega) y Eric Goldemberg (Estados Unidos).

PARA AGENDAR Exposiciones con acceso gratuito: "Caja sustentable", "La vivienda que viene", "Buenos Aires con ojos portugueses", "César Pelli", arquitecto argentino en el mundo" y otras. Toda laprogramación en www.labienalarq.com.ar.

Cinco miradas expertas

Mario Cucinella
Mario Cucinella

Mario Cucinella

Discípulo de Renzo Piano y destacado mundialmente por las sostenibilidad de sus proyectos

Contrastes arquitectónicos y la 9 de Julio

  • "Estuve en Buenos Aires hace 25 años y cambió mucho. Veo una atmósfera positiva. San Telmo es un área muy viva y tiene algo del espíritu italiano con sus bares, restaurantes y mercados. En general, hay un gran contraste, por la estratificación social, entre los diferentes edificios: algunos imponentes de principios del siglo XX al lado de otros donde vive gente pobre. El contraste es una forma bella de la ciudad. También vi edificios abandonados que la arquitectura contemporánea podría reconstruir. La avenida 9 de Julio, que da la idea de una ciudad con fuerza: es muy grande y los ciudadanos, muy pequeños, otra gran fuerza de representación de la ciudad"

Bet Capdeferro (España)

Autora, junto a Ramón Bosch, de la Casa Collage-Girona

Bet Capdeferro en la Bienal Internacional de Arquitectura
Bet Capdeferro en la Bienal Internacional de Arquitectura

Una Ciudad que sigue vibrando como siempre

  • "He visto a una Buenos Aires con una vibración muy humana. Los europeos deberían aprender más de los ciudadanos del sur en relación con mantener las cosas más espontáneas y humanas. Allá, con la hiperregulación, se hizo todo muy estático y rígido. He sentido una vibración mágica en Buenos Aires, que creo que está en la espontaneidad que tienen las gentes de aquí a la hora de planificar sus ciudades y su arquitectura".

Elena Astrid Rojas (Dinamarca)

Destacada en arquitectura tradicional de caja

Elena Astrid Rojas
Elena Astrid Rojas

La urgencia de evitar las zonas exclusivas

  • "Hay zonas nuevas en Buenos Aires que son hermosas, pero considero que lo más importante es que no sean exclusivas para los ricos o los que pueden permitirse disfrutar de los espacios verdes. Creo que la ciudad también debe ser para la gente común y corriente. Eso es lo que hacemos en Dinamarca, construimos edificios de categoría para la gente común y a bajo precio. Sí, es posible, pero hace falta una oficina decidida a invertir en la construcción de viviendas buenas y saludables para todos".

Ville Hara (Finlandia)

Estudio Avanto. Autor del proyecto Helsinki Zoo Lookout Tower

Ville Hara
Ville Hara

Abrir el puerto, pero sin rascacielos

  • "Buenos Aires tiene muchos edificios antiguos de gran belleza con muchas influencias de Francia, Italia y España, y esta especie de historia colonial está muy a la vista en la ciudad. En Puerto Madero, con el canal, a la gente le gusta pasear por allí y eso es un éxito, pero no todos los edificios han sido un acierto. Esa suerte de rascacielos que hay allí desentona con Buenos Aires. En La Boca fue decepcionante que la encontré muy turístico, muy llena de negocios vendiendo souvenirs turísticos y cuando viajo, quiero ver algo original, pero al mismo tiempo es un área maravillosa, como San Telmo. También destaco su demarcación, y los servicios abiertos en una amplia franja horaria".

J. Carlos Nunes de Oliveira (Portugal)

Estudio Noarq y trabaja con el prestigioso arquitecto Siza Vieira

J. Carlos Nunes de Oliveira
J. Carlos Nunes de Oliveira

París y Barcelona en Buenos Aires

  • "Es un país con una arquitectura espectacular, con muy buena tradición, y la vida me parece más cercana a la que conocemos en Europa. La ordenación de las calles con los edificios y con las personas es muy natural y eso me hace sentir muy bien. Me parece una ciudad muy agradable para vivir. Me encanta. Vi edificios que me recuerdan a París, y de habitación que me recuerdan a la arquitectura de la escuela de Barcelona, al modernismo, y veo en general muy buenos edificios de habitación en altura".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.