La carta de Pablo Avelluto a Cultura y un balance con lo mejor y peor de su gestión

El secreatrio de Cultura Pablo Avelluto evalúa los méritos y deudas a 40 días del final de su gestión
El secreatrio de Cultura Pablo Avelluto evalúa los méritos y deudas a 40 días del final de su gestión Fuente: Télam
Daniel Gigena
(0)
29 de octubre de 2019  • 18:03

Esta mañana, el secretario de Gobierno de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, distribuyó una carta entre el personal del área que administra desde diciembre de 2015. A diferencia de otros ministros y secretarios, el funcionario se mantuvo en Cultura -primero en el Ministerio, que luego fue Secretaría- durante los cuatro años de gobierno del presidente Mauricio Macri.

"Hemos hecho muchas cosas juntos en beneficio de todos los argentinos. Yo estoy orgulloso de lo realizado y nada podría haberse llevado a cabo sin el apoyo de los trabajadores y trabajadoras de la casa", destacó por escrito. En la carta, además del agradecimiento a sus colaboradores, remarcó su voluntad de colaborar con la gestión del Frente de Todos. "Espero en el transcurso de los próximos días entrar en contacto con quienes designe el Presidente electo para disponer una transición ordenada entre nuestra gestión y la que se haga cargo a partir del próximo 10 de diciembre a la que desde ya le deseamos el mayor de los éxitos. Que le vaya bien a un gobierno es bueno para todos", expresa.

Consultado por LA NACION acerca del "traspaso" que deberá realizar con los funcionarios que nombre el presidente electo, Alberto Fernández, Avelluto señaló que desde el Frente de Todos aún no han sido designados interlocutores. "Estoy dispuesto a colaborar en todo lo que esté a mi alcance con las nuevas autoridades", remarcó.

La carta consigna además que trabaja en una memoria de la gestión cultural del gobierno de Cambiemos, "con los avances, innovaciones y logros obtenidos durante estos cuatro años" que estará disponible en soporte digital en los próximos días. "Estoy convencido de que estamos dejando una Secretaría de Cultura en muchos aspectos mejor que la que encontramos. Esto no lo considero un logro personal sino de todos los que aquí trabajamos", añade.

"Del caos al orden"

Haciendo un contrapunto, Avelluto señaló a este diario que en 2015 habían recibido un Ministerio de Cultura "caótico, pésimamente administrado, loteado entre sectores políticos, con muchísimos más empleados de los que se necesitaban y que obedecían más a necesidades políticas que a requerimientos laborales específicos". En su gestión, el personal de Cultura se redujo un 35%. Según números oficiales, en diciembre de 2015, había 4085 empleados y ahora hay 2667, sin incluir personal de la Biblioteca Nacional, el Fondo Nacional de las Artes (FNA), el Teatro Cervantes, el Instituto Nacional del Teatro, el del Cine ni el de la Música. "Reformular esto nos llevó un tiempo".

El secretario saliente tiene, en cambio, una buena opinión sobre su desempeño en el Estado. "Entregaremos una Secretaría infinitamente mejor en todos esos aspectos, con normas y procedimientos acordes a los que establece la administración pública, donde el personal cumple horarios a través del control biométrico, los servicios se contratan por licitación, donde los expedientes son digitales. Dejamos los museos con sus directores elegidos por concursos transparentes", detalla. Y agrega que durante el mandato de Cambiemos no se eligió a nadie por sus ideas políticas. "Cultura no fue un espacio de propaganda sino de generación de políticas públicas para todos los argentinos". En estos cuatro años, gremios, asociaciones de artistas y cámaras del sector editorial manifestaron sus críticas por diversos motivos, en especial por la reducción del presupuesto destinado a Cultura.

Logros y asuntos pendientes

A pedido de LA NACION, Avelluto destaca tres aspectos positivos de su gestión en Cultura y tres temas que deja pendientes. En primer lugar, señala la desregulación de la circulación de obras de arte, que, según informa, "permitió que artistas y galeristas puedan trasladar su trabajo hacia el exterior con facilidad". En segundo lugar, menciona la recuperación del IVA para la cadena productiva del sector editorial. "Otra demanda histórica de la industria editorial que tenía casi veinte años y que permitió aliviar las cuentas de un sector golpeado por la recesión", dice. Por un error de redacción de la resolución, las librerías aún no gozan de ese beneficio. A estas alturas, es probable que esa enmienda quede a cargo del nuevo secretario o ministro de Cultura, cuyo nombre aún no se conoce. En tercer lugar, el secretario de cultura señala la recuperación del Teatro Cervantes, "tanto en lo edilicio a partir de la puesta en valor de la fachada como de la extraordinaria gestión de Alejandro Tantanian y su equipo".

Entre los déficits de su paso por el área de Cultura, Avelluto lamenta que no se haya sancionado una ley de mecenazgo de alcance nacional. "La anunciamos, la presentamos al Congreso, pero las limitaciones fiscales que nos impusieron nos impidieron sancionarla", dice. "Tampoco logramos ampliar el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) -se lamenta, ya con un pie en el estribo-. Necesitamos un museo más grande, con más metros. Estudiamos varias posibilidades, pero no lo logramos". No obstante, indica que la puesta en valor del Palais de Glace brindará más espacio para exhibir colecciones nacionales como las del MNBA, la del Banco Nación, la del Banco Central o la del FNA. Por último, admite que no se pudo sancionar una "batería de medidas" destinadas a convertir al país en un foco de producción de series para streaming de grandes plataformas internacionales. "Estuvimos a punto de lograrlo -reconoce-. Negociamos nuevas condiciones con los gremios del sector y beneficios fiscales para los productores locales, pero la devaluación de los últimos meses nos impidió llevarlo a la práctica". La economía nacional no fue precisamente una aliada de la cultura en estos años.

Aunque aún no sabe si continuará trabajando en el sector público cuando en diciembre deje su despacho de la avenida Alvear, Avelluto no descarta colaborar con el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, bastión de Juntos por el Cambio en el nuevo mapa político del país.

La carta completa de Pablo Avelluto

Martes 29 de octubre de 2019.-

Estimadas colaboradoras, estimados colaboradores de la Secretaría de Gobierno de Cultura de la Nación

El domingo pasado elegimos un nuevo Presidente de la Nación para los próximos cuatro años. Mis felicitaciones a los ganadores y a quienes los votaron y mis felicitaciones también a quienes perdimos. Todos nos pudimos expresar con libertad y cumplimos con las reglas del juego de nuestras instituciones democráticas. Es algo para celebrar independientemente de las ideas y preferencias políticas de cada uno.

Desde mi rol como Secretario, quiero agradecer a todos y todas por el acompañamiento y el profesionalismo de todos los sectores que componen el gran equipo de Cultura. Hemos hecho muchas cosas juntos en beneficio de todos los argentinos. Yo estoy orgulloso de lo realizado y nada podría haberse llevado a cabo sin el apoyo de los trabajadores y trabajadoras de la casa. Espero en el transcurso de los próximos días entrar en contacto con quienes designe el Presidente electo para disponer una transición ordenada entre nuestra gestión y la que se haga cargo a partir del próximo 10 de diciembre a la que desde ya le deseamos el mayor de los éxitos. Que le vaya bien a un gobierno es bueno para todos.

Estamos terminando la Memoria de nuestra gestión con los avances, innovaciones y logros obtenidos durante estos cuatro años. Estará disponible en soporte digital para poder descargarla en los próximos días. Estoy convencido que estamos dejando una Secretaría de Cultura en muchos aspectos mejor que la que encontramos. Esto no lo considero un logro personal sino de todos los que aquí trabajamos todos los días.

Por último, mis sinceros pedidos de disculpas por los errores, las fallas o todo aquello que no hayamos podido solucionar a lo largo de nuestro mandato.

A la espera de que nos volvamos encontrar, mi agradecimiento por estos años compartidos en los que trabajamos siempre para que todos nuestros compatriotas tengan un mejor acceso a la producción y el consumo de bienes y servicios culturales de manera plural e inclusiva.

Muchas, pero muchas gracias.

Cordialmente,

Pablo Avelluto

Secretario de Gobierno de Cultura de la Nación

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.