Una feria "directo de artista", con obras para coleccionistas principiantes

"Salven nuestro barco, salven nuestras almas" (Arq. Gabriela Antenzon)
"Salven nuestro barco, salven nuestras almas" (Arq. Gabriela Antenzon)
(0)
28 de agosto de 2019  • 16:05

Desde mañana, jueves 30, y hasta el domingo se hará la 8ª edición de BADA-Buenos Aires Directo de Artista, que reúne obras de doscientos cincuenta creadores de distintas disciplinas. Desde sus inicios, en 2009, BADA busca aplicar un concepto de venta de arte que acerque las expresiones artísticas contemporáneas al público de "una forma espontánea, fresca y desestructurada", sin la mediación de las galerías. En su edición del año pasado fue visitada por unas 70.000 personas y la expectativa para este año es repetir tal éxito.

Túnel de ingreso a BADA 2019 (Pro Láser)
Túnel de ingreso a BADA 2019 (Pro Láser)

Para estimular la compra de obras de arte, además de las de gran tamaño, los organizadores de BADA piden a cada artista participante que presente al menos diez obras en formato pequeño y a precios que no excedan los $4000.

Entre los artistas visuales consagrados y emergentes que participan figuran en pintura Milo Lockett, Paula Rivero, Yanina de Martino y Kiki Laurie; en escultura Pablo Fracchia y Elisa Bunge; en grabado Carolina Outon; en collage Clara Harrington; en dibujo Camila Vilar y Nico da Rocha; en fotografía Claudia Berensen, Gustavo Moroz, Martín Bordenave y Sara Stewart Brown; en arte textil Carla Freschi; en artes del fuego Lolo Cerámica, María José Villafañe y Darío Fromer; en joyería contemporánea Mara Pelle Delgadillo y Laura Gualda y en mosaiquismo Matilde Sayag.

Milo Lockett - BADA 2019
Milo Lockett - BADA 2019

El espacio BADA Joven, donde salen al ruedo nuevos artistas de hasta 30 años de edad, incluye esta vez a los ganadores de los concursos promovidos por UNA Visuales (Universidad Nacional de las Artes) y por BA Joven (Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires).

La artista Ana Spineto, fundadora de BADA en 2009, anticipó que en febrero próximo se hará una edición de esta feria en México y, como adelanto, en La Rural en estos días se verá "¡Que viva México!", una instalación de la escultora Paula Pons, que da vida a unas Catrinas gigantes totalmente realizadas en papel.

Carolina Outón - Desilusión (Pintura)
Carolina Outón - Desilusión (Pintura)

El acceso al Pabellón Amarillo de La Rural se hará a través de un "Túnel Lumínico Cinético" de ProLáser, una gigantesca instalación que integrará al público a la "dimensión BADA 2019".

Otras instalaciones que interpelarán al visitante son, entre otras, "No se TRATA", con la que las artistas Andrea Degiovanni, Deborah Zilberman y Bárbara Alperowicz, del Grupo Sobretodo, presentan historias de mujeres recuperadas de la trata de personas; "Salven nuestro barco, salven nuestras almas", un mural lumínico creado y realizado por Gabriela Antenzon, con programación de Esteban De Boeck, utilizando materiales industriales de descarte y "Proyecto agua" y "Plástico en los Océanos", del Colectivo de Arte Cía. Garbach que dialogan entre sí y evocan la intervención de Nicolás García Uriburu en las aguas de Venecia.

Laura Gualda
Laura Gualda

Entrada. El ingreso se abona $250 por persona, $150 los estudiantes y los jubilados y no pagan los niños menores de 12 años y las personas que certifiquen alguna discapacidad. Hay también un pase libre para las cuatro jornadas, por $465 y promociones por Club LA NACION.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.