El sueño de Venezuela: vencer a la Argentina y darle una alegría a un país castigado