El Pato Silva dio el zarpazo en el final y volvió al festejo