El GP de Francia de Fórmula 1: nadie detiene a Hamilton, mientras Ferrari vuelve a exponer sus carencias

Fuente: Reuters
(0)
23 de junio de 2019  • 11:41

Nadie conoce la fórmula para hacerle frente a Lewis Hamilton: el piloto británico, quien largó desde la pole position, brindó una clase maestra sobre el trasado del circuito Paul Ricard y se quedó con el triunfo en el Gran Premio de Francia, su sexta victoria en la temporada. Líder indiscutido con 187 puntos, fue el cuarto éxito consecutivo y aún no ha bajado del segundo puesto en 2019.

Campeón en 2008, 2014, 2015, 2017 y 2018, su sexto título parece cuestión de tiempo para el piloto británico de 34 años que está haciendo gala de su consistencia. Pese a sufrir algunos inconvenientes con sus neumáticos, Hamilton dominó la prueba de principio a fin sin grandes sobresaltos a bordo de su Mercedes e incluso le sacó 18 segundos de diferencia a su compañero de equipo.

En segundo lugar finalizó su compañero Valtteri Bottas, el único piloto que ha sido capaz de celebrar durante esta campaña más allá de Hamilton: el finlandés ganó en Australia y en Azerbaiján. Con 151 puntos, es el escolta en el campeonato: "Se que Hamilton no es invencible", dijo después de la carrera. Después de ocho carreras, Bottas aparece con el único piloto con chances de pelear hasta el final.

El joven Charles Leclerc, con una Ferrari que sigue lejos de Mercedes, terminó en tercer lugar aunque intentó arrebatarle la segunda posición a Bottas durante el cierre de la carrera. Pese a su insistencia, el finlandés pudo soportar los embates.

De todas maneras, Leclerc volvió a mostrar su potencial en una temporada en la que aún no ganó, después del desperfecto que sufrió en su auto durante el Gran Premio de Bahrein en un trámite que ya tenía prácticamente ganado. Con 21 años y en su primera temporada en Ferrari, solo tiene motivos para sonreír pensando en su futuro pese a manejar un auto que acumula problemas: fue curioso el diálogo en la vuelta 30 cuando desde boxes le preguntaron si podía ir más rápido. "Puedo, pero no será bueno para los neumáticos, así que no", dijo.

El holandés Max Verstappen, más enfocado y maduro, concluyó en cuarta posición. Red Bull parece lejos de Mercedes e incluso de Ferrari si el rendimiento de Pierre Gasly (11º) denota el rendimiento real del monoplaza pero Verstappen demostró en la campaña anterior por qué es uno de los mejores pilotos de la grilla y este año ha ganado en fiabilidad, cuarto en el campeonato con 100 puntos.

Sebastian Vettel cuarto en el campeonato, fue quinto en Francia pero se quedó con el consuelo de sumar el punto extra a la vuelta más rápida: Ferrari lo llamó en la anteúlitma vuelta y, tras el paso por boxes, consumó el giro más rápido en la última vuelta.

La próxima fecha será en el Gran Premio de Austria, en el circuito Red Bull Ring de Spielberg, el próximo 30 de junio, una nueva oportunidad para que toda la Fórmula 1 intente ponerle un alto al dominio aplastante de Mercedes y un Lewis Hamilton que empieza a ganar sus carreras desde la largada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.