El presidente del Consejo Mundial de Boxeo fue hospitalizado