La sorpresa de los Panamericanos: una hija de Steve Jobs participará en salto ecuestre

Eve Jobs, la jinete hija del genio de la tecnología que estará en Lima
Eve Jobs, la jinete hija del genio de la tecnología que estará en Lima
Gastón Saiz
(0)
27 de julio de 2019  • 13:09

LIMA.- En estas competencias regionales, hay ciertos personajes que parecen sacados de contexto, como si no pertenecieran a este mundo. La sorpresa es que Eve Jobs, la hija del fundador de Apple, Steve Jobs, llegará a estos Juegos Panamericanos para participar en salto ecuestre en representación de Estados Unidos.

La chica de 21 años nació en California en 1998 -el mismo año en que su padre creaba el iMac-, y se subirá al lomo de su caballo el martes 6 de agosto. Lo de Eve está lejos de ser un antojo de millonaria: parece que su pasión por la equitación viene desde siempre, porque entiende que entre herraduras, monturas y saltos crea un refugio al que acude para equilibrar su vida. Su padre murió de cáncer de páncreas cuando ella tenía 12 años, una pérdida que conmocionó al mundo por la revolución que dejó en la vida cotidiana, a partir de la creación de computadoras personales y dispositivos de primera calidad.

Ver esta publicación en Instagram

Hallo

Una publicación compartida por Eve Jobs (@evecjobs) el

Hace un tiempo, Eve explicaba en una entrevista a EFE: "La principal razón por la que hago este deporte es porque me encantan mis animales, me encantan mis caballos. Desde que era pequeña, estaba encaprichada con estos animales y siempre quise estar cerca de ellos, trabajar con ellos. Y eso se ha desarrollado cada vez más".

Más allá del repaso de sus comienzos, también habló sobre su realidad: "No estoy compitiendo tanto como antes de empezar la Universidad de Stanford. Voy a las competiciones importantes y preparo mis caballos para esos días específicos. Y a mis profesores les explico que estoy haciendo esto y con antelación les comunicó qué días no voy a acudir a clase. Tengo un plan de 4 años, que hice de forma meticulosa, de qué clases tengo que tomar y cuándo", apuntó la tercera hija de Steve.

De acuerdo con un reporte de Vanity Fair, hasta hace solo cuatro años Eve Jobs tenía dos caballos cuyo precio rodeaba los 110 mil dólares cada uno. En aquellos años, la representante de Estados Unidos en estos Juegos invertía más de un millón de dólares al año en practicar saltos. "Este deporte me dio mucho en diferentes momentos de mi vida. Sobre todo un lugar donde refugiarme si estoy abrumada por mis estudios o cosas que pasan en mi vida", mencionó la jinete.

Ileana Stark, la jefa del equipo de adiestramiento de la Federación Deportiva Nacional Ecuestre, habló de las razones de la participación de Eve en esta cita panamericana: "La hija de Steve Jobs viene a Lima específicamente para las pruebas de salto. Una de las características del equipo americano es que está trayendo a dos jinetes muy experimentados, incluso uno de ellos fue el último campeón Panamericano, y entre los más jóvenes se encuentra la heredera de Apple. Más allá del legado de su padre, ella tiene un gran talento, producto de su perseverancia y tesón de participar en varias competencias ecuestres. Se ha ganado un puesto (en el equipo nacional de Estados Unidos) por sus propios méritos", le dijo Stark al sitio peruano Gestión.

Ver esta publicación en Instagram

Likes good food and naps... my kind of guy [R]

Una publicación compartida por Eve Jobs (@evecjobs) el

Steve Jobs tuvo cuatro hijos: Lisa, Eve, Erin Siena y Reed. El genio de la tecnología entabló una tormentosa relación con la mayor, Lisa, fruto de su relación con Chrisann Brennan. En su libro de memorias, "Small Fry", Lisa reveló los sentimientos, ilusiones, desencuentros y las decepciones que sufrió en su intento de convertirse en la hija adorada de su padre. Lisa describió uno de los habituales arranques de furia de su padre, en relación con la multimillonaria herencia: "No recibirás nada. ¿Entiendes? Nada. ¡No recibirás nada!".

Ver esta publicación en Instagram

Blue skies and ugg slippers [R]

Una publicación compartida por Eve Jobs (@evecjobs) el

La relación de Eve con un hijo de empresarios

Si se retrocede algunas semanas en el Instagram de Eve Jobs, donde suma más de 118 mil seguidores, se pueden observar las fotos con su novio, el jinete mexicano Eugenio Garza Pérez. También de 21 años, el mexicano estudia en la Escuela de Negocios de la Universidad de Miami.

Eugenio Garza Pérez también proviene de una cuna de empresarios. Es bisnieto de Eugenio Garza Sada, fundador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, presidente del Grupo VISA. Por la parte familiar materna, el novio de Eve es nieto de Yolanda Santos de Hoyos, quien pertenece a otra de las familias empresariales más acaudaladas de Monterrey y es presidenta y fundadora del Patronato del Ballet de Monterrey.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.