Fórmula 1. McLaren: la reconstrucción de un equipo que escapó de las tinieblas

Sainz perseguido por Norris, los fórmula por la que apostó McLaren para resurgir
Sainz perseguido por Norris, los fórmula por la que apostó McLaren para resurgir Crédito: McLaren
Alberto Cantore
(0)
9 de agosto de 2019  • 08:48

No fue magia. El resurgir de McLaren no resulta una maniobra azarosa del destino, sino la proyección de una escudería que se reinventó después de hundirse en 2017 en la profundidad del Campeonato de Constructores de la Fórmula 1. De penúltimos, en aquella caótica temporada, a cuartos en la actualidad; los mejores detrás del Big Three del Gran Circo, ese grupo selecto e inalcanzable al que le dan forma Mercedes, Ferrari y Red Bull Racing. La reestructuración del equipo, el desarrollo del modelo MCL34 y la apuesta de dos pilotos jóvenes como el español Carlos Sainz y el británico Lando Norris, luego del anuncio del retiro de Fernando Alonso, fueron determinaciones que posibilitaron este presente esperanzador en Woking, donde los 82 puntos sumados en los 12 Grandes Premios de 2019 ya superan con amplitud las 62 unidades que lo llevaron a finalizar sexto el año pasado. Redondear un podio, aspirar a una victoria, la última la formó Jenson Button en Interlagos en 2012, los desafíos para el futuro.

La disputa interna por el poder, un motor Honda que no evolucionaba y un chasis con defectos como el MCL33, resultaron aristas que provocaron el estallido y derivó en el proceso de reconstrucción. Un cambio de paradigma, de nombres, funciones y de cómo gestionar, una necesidad que se pedía a gritos, uno de los motivos que empujó al asturiano Alonso a fastidiarse y desentenderse de la frenética búsqueda de una tercera corona del mundo. El alejamiento de un puntal emblemático como Ron Dennis, el hombre que transformó a McLaren en un grupo exitoso en las décadas de los 80 y 90 a principios de 2017, después de las discrepancias con su socio Mansour Ojjeh, modificaron la constitución accionaria y el grupo inversor Mumtalakat Holding Company, de Bahrein, se presentó como socio principal. Con el nuevo liderazgo, los cambios se acentuaron entre dimisiones e incorporaciones.

La nueva organización, el desarrollo del auto

El primero en sumarse fue Zak Brown, que fue contratado como director de marketing del equipo de F.1, aunque no tardó en asumir el rol de director ejecutivo; la salida del director deportivo Eric Boullier, a mediados de 2018, propició el desembarco de Gil de Ferran y también la incorporación de Andrea Stella, ingeniero que trabajó con Alonso en Ferrari. Esta temporada se sumaron dos piezas que se consideran relevantes para la actual campaña: el alemán Andreas Seidl, exjefe de Porsche, equipo con el que fue campeón en el Mundial de Resistencia (WEC), tomó la posición de director general del equipo de F.1 y desde el Gran Premio de España, en mayo pasado, reorganiza el proyecto; el ingeniero James Key, exintegrante de Toro Rosso y que conoce a Sainz, quien iniciará las labores para producir el MCL35.

El recambio en la organización, la primera medida que desarrolló McLaren
El recambio en la organización, la primera medida que desarrolló McLaren Crédito: McLaren

El quinto puesto de Alonso en el Gran Premio de Australia, en 2018, alimentó las esperanzas de McLaren, pero los posteriores resultados de la temporada le enseñaron la realidad. El asturiano no pudo avanzar más allá de la séptima posición en el clasificador (Bahréin, China, Azerbaiyán y Singapur), mientras que su compañero Stoffel Vandoorne tuvo como mejor presentación los octavos lugares en los GP's de Bahrein y de México. Pero fue el año de la resurrección, ya que fueron el excampeón y el belga quienes desarrollaron el actual auto que manejan Sainz y Norris. "Ellos descubrieron las debilidades del MCL33 y nos indicaron hacia dónde debíamos caminar", admitió Seidl. La jornada de entrenamientos de los días viernes era utilizada para testear elementos que se usan este año. Fue una tarea de perfeccionamiento y de correcciones que se implementaron en el MCL34, un chasis que tiene el sello del diseñador Pat Fry y el aerodinamicista Peter Prodromou, quien es el motor de la construcción de un nuevo túnel de viento en Woking, por lo que la estructura abandonará dentro de dos años la relación que sostiene con la sede de Toyota en Colonia, Alemania, desde hace una década.

La gran largada de Sainz en Hungría

La gran largada de Sainz en Hungría - Fuente: YouTube

00:33
Video

Ese desarrollo prematuro del actual coche es una de las razones por las que McLaren aventaja a los rivales directos: 39 puntos lo separan de Toro Rosso; 43 de Renault -el enemigo por excelencia, ya que tienen los mismo impulsores-; más retrasados asoman Alfa Romeo, Racing Point, Haas y Williams, que en Hockenheim se hizo de la primera unidad en el año con el 10mo puesto del polaco Robert Kubica.

Los mecánicos de Woking se marcharon al receso con una sonrisa: la mitad de temporada ofrece números auspicioso para McLaren
Los mecánicos de Woking se marcharon al receso con una sonrisa: la mitad de temporada ofrece números auspicioso para McLaren Crédito: McLaren

Si la fórmula Button-Alonso fue con la que McLaren idealizó relanzarse en 2015, la escasa potencia y fiabilidad de Honda destruyó el sueño: 27 puntos y 9nos entre los Constructores. Había que remontarse a un cuarto de siglo para descubrir al equipo en tan difícil posición y los 700 puntos de distancia con Mercedes lastimaban. Con los motores japoneses en un estado de empeoramiento, razón que llevó a Alonso a correrse de la F.1 después de 17 temporadas, dos coronas y 32 victorias, en Woking rompieron con el socio japonés con el que se emborrachó de éxitos en el pasado y se unió a Renault.

Los pilotos, una estrategia rumbo al futuro

Fue Zak Brawn, un californiano que compitió durante 10 años como piloto profesional, quien ejecutó una movida estratégica al contratar a Sainz, que desde su debut en la F.1, en 2015, utilizó motores Renault: primero, en Toro Rosso, durante tres temporadas; el año pasado en el equipo oficial francés. Al madrileño, de 24 años -estará de festejo en el Gran Premio de Bélgica, el 1° de septiembre- lo juntó con Lando Norris, rookie, de 19 años, campeón de la Fórmula 3 Europea en 2017 y subcampeón de la F2 en 2018 con el equipo Carlin. Juntos, se potencian; si el primer rival es el compañero de techo, en McLaren no se observa ferocidad en la batalla.

La experiencia de Sainz, adelante, y la frescura de Norris: la química entre los pilotos es perfecta
La experiencia de Sainz, adelante, y la frescura de Norris: la química entre los pilotos es perfecta Crédito: McLaren

Los números reflejan la consistencia de Sainz en carrera (se impone 8-4) y el mejor desempeño de Norris en la qualy, con un 9-3. El español, a excepción de los abandonos en Australia y Bahrein, por problemas de motor y en la caja, acumula 12 carreras sin perder posiciones -respecto al cajón de largada-, y sumó puntos en ocho de los últimos nueve Grandes Premios; los quinto puestos en Hockenheim y Hungaroring, las dos últimas estaciones de la F.1 antes del receso, marcan la fiabilidad del madrileño, que tiene como mejor clasificación en su recorrido el 4to puesto en Singapur 2017.

Cinco puntos separan a Sainz de Pierre Gasly, cuyo futuro en Red Bull Racing entró en turbulencias, aunque los resultados del español, en términos relativos y al extrapolar los rendimientos y las prestaciones de los monoplazas, sobresalen por sobre los del francés. McLaren ejecutó la transformación y goza por primera vez de buena salud desde el inicio de la era híbrida en la F.1. También confirmó a Sainz y Norris como pilotos para 2020, un modo de asegurarse el crecimiento en el futuro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.