Barcelona tenía todo a favor y lo aprovechó: le ganó 2 a 0 al PSG y avanzó a semifinales