Boca: Miguel Angel Russo planifica, presiona por los jugadores que quiere y espera la hora de volver

Miguel Ángel Russo, piensa en cómo armar el equipo, pero pide cautela para la vuelta al fútbol
Miguel Ángel Russo, piensa en cómo armar el equipo, pero pide cautela para la vuelta al fútbol Crédito: Fernando Massobrio
Diego Morini
(0)
30 de julio de 2020  • 10:46

Desde Rosario sigue atento a cada movimiento. Piensa cómo armar el mejor equipo posible. Charla con Juan Román Riquelme, el hombre fuerte del Consejo de Fútbol xeneize. Pide por jugadores, presiona para que otros se queden, no quiere dejar ningún detalle librado al azar. Mantiene el perfil bajo, como siempre. Miguel Ángel Russo prefiere que las acciones hablen por él, por eso sugiere nuevos esfuerzos por Franco Soldano, se mostró insistente para que se queden Carlos Tevez y Mauro Zárate, se mantiene alerta por lo que pueda pasar con el chileno Mauricio Isla, hace saber, aunque no públicamente, que no está tan convencido de que Iván Marcone emigre a Independiente.

Y en medio de esta situación tan particular decide romper el silencio y mostrarse cauteloso a la hora de hablar de la vuelta del fútbol: "Es una situación inédita, de incertidumbre, pero hay que cumplir al pie de la letra las medidas del Gobierno. No hay nada más importante que la salud y de eso puedo hablar porque mi vida así me lo enseñó. El fútbol volverá cuando corresponda, hay otras prioridades", le dijo a la revista digital oficial de Boca, publicada este jueves.

Hay un asterisco, que el club se encargaría de aclarar unas horas después: la entrevista se realizó cuando la cuarentena recién empezaba a transitarse y no había fecha confirmada del regreso de la Copa Libertadores. "Ahora, teniendo fecha de regreso a la competencia oficial, el cuerpo técnico y el plantel ven como una necesidad imperiosa volver a los entrenamientos bajo todos los protocolos que se requieran", publicó la cuenta oficial de Boca en Twitter, para no dejar dudas de que aquella frase fue dicha en otro contexto.

Sabe que no será fácil encontrar rápidamente ritmo futbolístico. Entiende como nadie que mantener entrenamientos virtuales a distancia no colaboran en lo más mínimo en la preparación del equipo para ir detrás de la conquista de la Copa Libertadores, por eso prefiere asegurarse fichas. Entonces, le pidió al Consejo de Fútbol que mejoren la oferta para retener a Soldano, y hace unos días el Consejo de Fútbol le envió a Olympiacos una propuesta que se acerca un poco más a los 300.000 dólares que pretende el club griego para renovar el préstamo por el delantero. "Mi relación con él (por Riquelme) es la de siempre. Lo único que él ahora es dirigente. Hablamos de fútbol permanentemente, como corresponde. Cuando uno es gente de fútbol, habla de eso. Me hace bien a mí, a Román y a todo Boca", dijo Russo.

Es que entiende necesario el DT xeneize que debe asegurarse a los futbolistas que mejor lo interpretan para encarar el desafío Libertadores: "Estábamos muy bien, habíamos arrancado goleando en la Copa de Superliga, teníamos un empate en Venezuela y un triunfo en la Bombonera, para empezar a soñar otra vez con la Libertadores, pero pasó lo que nadie imaginaba. Una pandemia. El mundo parado. El fútbol parado... Lo tomo con paciencia, obedeciendo las indicaciones médicas y disfrutando momentos con la familia, algo que no es habitual para quienes trabajamos en esto", contó Russo.

Miguel Ángel Russo piensa en cómo armar el equipo
Miguel Ángel Russo piensa en cómo armar el equipo Crédito: manuel cortina

Pretende que los movimientos que se hagan para su plantel sean completamente estudiados. No quiere apurarse por eso mantiene largas charlas con Riquelme por teléfono. No advierte que dejar ir a Marcone a Independiente sea la mejor opción en este momento. Más allá de que el jugador pretende emigrar y hasta algunos aseguran que aceptaría cobrar menos en los Rojos, lo real es que Boca escuchó a Independiente, entendió que lo que pretende el equipo de Avellaneda es poner a Cecilio Domínguez como parte de la operación, pero en esa gestión Riquelme y compañía quieren que incluyan a Silvio Romero. "En esta situación uno no se puede plantear progresar, el objetivo es mantenerse. Es un error creer que cuando se vuelva a entrenar, después de tres semanas de ensayo colectivo, voy a arrancar como terminé jugando. Va a costar, por eso el mantenimiento físico y el equilibrio anímico son fundamentales", explicó el entrenador xeneize.

Se ocupa, junto con su cuerpo técnico, de estar en cada detalle. Entienden que deben saber cómo están los futbolistas. Estuvo atento a lo que suceda con Mauricio Isla. No se preocupa por la condición física del futbolista chileno, sino que sigue de cerca la evolución de la gestión. Está el deseo del futbolista de llegar, Boca sabe que puede tenerlo, pero la incertidumbre del retorno a la actividad es lo que detiene el desembarco. "Leandro Somoza, Mariano Herrón y los profes, Damián Lanatta y Alejandro Blasco, están en contacto con los jugadores. También los médicos están atentos. Yo hablo con los que estaban lesionados, para ver cómo andan. Por suerte este tiempo permitió que se recuperen Lisandro López y Carlos Zambrano. Hablo con todos buscando la forma de ayudarlos porque es una etapa difícil. Para nosotros y para ellos", confió Russo.

No se desespera por la estructura de su plantel, sabe que cuenta con buenas y piezas. Son las mismas que le permitieron la conquista de la última Superliga y eso le otorga tranquilidad a Russo. Lee el mapa de la nueva normalidad que se instalará en el fútbol argentino. Sabe que los futbolistas que ahora no puedan llegar, en un par de meses, cuando se vuelva a abrir el mercado de pases, pueden que desembarquen en la Ribera, por eso pretende ser cauteloso y dar pasos seguros. Por ahora su salud y la de sus futbolistas es lo que lo mantiene alerta: "Hablo con amigos del fútbol que viven en España e Italia y los escucho con angustia, lo cual fortalece la convicción de que hay que quedarse en casa. Porque este virus produce muchas muertes".

La tranquilidad de Russo se transmite en cada palabra. Y sabe cómo delegar y repartir responsabilidades. No esconde que el objetivo es la Libertadores, pero cuando habla sabe que la carga es para todos: "Boca tiene gente de fútbol que además es del club y lo conoce bien. Desde la importancia decisiva de Román, quien me convocó, más el Chelo (Marcelo Delgado), el Patrón (Jorge Bermúdez), (Raúl) Cascini y los muchachos que trabajan en las Inferiores. Con la gente de fútbol todo es más rápido y sencillo, porque conocen el club, los medios, las formas, la idiosincrasia... Boca es especial".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.