"Confío a muerte en nosotros"

Aunque advierte que Racing no debe dormirse , Campagnuolo cree en el equipo. "No nos pesa la responsabilidad", sostiene
(0)
11 de diciembre de 2001  

Siempre buscó aislarse de los vaticinios y de las sensaciones extremas, tan abundantes por estos días alrededor de Racing. Por eso es lógico encontrarlo con ese mismo tono, aun después de un día que a la Academia le dejó razones para inquietarse con el empate sin goles con Banfield y la goleada de River a Lanús por 4 a 0, que lo dejó a tres puntos, a dos fechas del final del Apertura. Para Gustavo Campagunolo, más que un motivo de preocupación lo ocurrido es un toque de alerta. "Fuimos muy autocríticos cuando terminó el partido. Sabíamos que debíamos arrasar al rival, pero no se dio. En el segundo tiempo cambiamos la actitud e incluso hicimos goles que no fueron convalidados, pero lo del primero no nos debe volver a suceder", advierte el arquero, de 28 años, en una charla con LA NACION en su casa de Liniers.

-¿Les está pesando la responsabilidad en el final?

-Yo creo que no, y me animo a decírtelo con total sinceridad. No es la primera vez que nos preguntan eso. Pasamos exámenes difíciles, jugamos siempre ante 30.000 personas, así que no creo que exista esa presión. Sí sabemos que somos un equipo al que no le sobra nada, y que si dejamos de hacer lo que nos dio resultado cualquiera nos puede complicar. No tenemos que pensar en los 35 años sin títulos, sino en hacer lo que sabemos.

-¿Esto puede golpearlos en lo anímico?

-No creo. Más, creo que el efecto va a ser al revés. Espero que pase lo mismo que después del partido con Boca, cuando muchos nos preguntaban si nos íbamos a caer, pero le hicimos cuatro goles a Gimnasia y pudimos haberle hecho cinco o seis más. No tengo dudas de que la respuesta del plantel será la misma que entonces.

-¿Los asusta ver a River cada vez más cerca?

-No. En general mantuvimos la diferencia, y nunca nos preocupó demasiado lo que pudiera hacer River. Somos el único equipo con el privilegio de depender de sí mismo. Si pensáramos que River nos acosa, no quiero imaginar cómo estarán ellos sabiendo que si nosotros empatamos un partido y ganamos otro, no les alcanza ni con ganar por diez goles.

-¿Te sorprendió que Merlo haya dicho que serán campeones?

-Para mí, lo dijo porque realmente lo siente así y se lo quiso transmitir al hincha de Racing. Al afirmarlo le quiere dar más tranquilidad a la gente que se ilusiona.

-¿Vos no te animás a decirlo?

-... Es lo que todos anhelamos, pero somos conscientes de que jugando como en el primer tiempo contra Banfield no podremos lograr el objetivo, y eso nos dejaría un sabor muy amargo. Prefiero esperar un poco más.

-¿Quién llega mejor al final?

-Yo confío a muerte en nosotros, en lo que podemos dar, más teniendo en cuenta lo poco que falta. Eso sí, no hay que dormirse.

-¿Estás con bronca por el arbitraje de Sequeira?

-Yo nunca hablé sobre estas cosas, y ahora no voy a hacer la excepción. Los árbitros son humanos; a veces se equivocan a favor de uno, y a veces en contra.

-¿Puede estar volviéndose en contra de ustedes lo que se decía sobre que los favorecían?

-Uno quiere creer que eso no debería influir, pero siempre se tiene que decir algo. Ahora en los diarios va a salir que lo que se decía no era así... El jugador no tiene que entrar en esas polémicas.

-La gente empieza a ver fantasmas...

-Puede ser... Algunos pensarán que se nos escapó una oportunidad, pero el mensaje que les doy es que estén tranquilos, que cada uno de los que estemos hará lo imposible para lograr el objetivo. Que no quepan dudas.

-¿Cuándo se define todo?

-Yo quiero mentalizarme en sacar los cuatro puntos que necesitamos. No pensar en que River pierda; si pasa eso, mucho mejor, pero lo importante es lo otro. Son sólo quince días; no es nada comparándolo con el trabajo de seis meses...

Loeschbor: contractura y duda

La noticia no fue tan mala como se pensó en un principio, pero igual dejó un motivo de preocupación en Racing. La ecografía que ayer se le practicó en el centro de diagnóstico TCBA, de esta ciudad, mostró que Gabriel Loeschbor presenta una fuerte contractura en el aductor de la pierna derecha, y no un desgarro, como se estimó. Pero la lesión hace dudar que el jugador pueda estar ante Lanús, el domingo próximo, en la penúltima fecha del Apertura. Tras la salida de Loeschbor en el partido con Banfield, el único futbolista del plantel de la Academia que estuvo en todos los partidos y durante todo el tiempo es Francisco Maciel.

El plantel de Racing volverá a las prácticas hoy por la mañana, en el parque General San Martín, en el Ceamse.

  • Blanquiceleste SA, la empresa que posee el gerenciamiento de Racing, informó que las entradas para el match con Lanús se pondrán en venta mañana, de 11 a 18.30, en el Luna Park (sólo plateas) y en el estadio (populares y plateas). Esta vez no habrá expendio de localidades en el anexo de Villa del Parque.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.