Defensa y Justicia-Bahía: el Halcón sigue adelante y la Sudamericana se tiñe de celeste y blanco