En off... side: el bochorno de los árbitros

Valarco se mete en la interna Marconi (Sadra) - Romo (Colegio), y asegura que cada vez que Grondona viaja, algún lío se arma
(0)
12 de diciembre de 2009  • 10:37

Cuando Grondona se va del país, hay que apostar una aceituna contra un departamento, que algún lío se arma y, como siempre, el Jefe lo tiene que solucionar desde el exterior o bien a su llegada armar una reunión de urgencia, para apagar los incendios.

Ni reparto de ingresos, ni Ruggeri, ni horarios de los partidos definitorios. Nada de eso. Tema árbitros, que para los días que corren no es poca cosa.

Jorge Romo es el presidente del Colegio de árbitros y, en la estructura de AFA, es de los intocables para el hombre de Sarandí. Pero parece que algo se rompió en la relación y el caso Lunati, rebalsó el vaso.

Había tanta histeria con lo acontecido en Rosario con Pablo, que si algo no tenía que ocurrir, era la exposición del controvertido juez. ¿Qué hizo Romo? Avaló la designación de Lunati, para Banfield-Tigre y lo anunciaron.

A Lorente, presidente de Newell´s, cuando se enteró, le agarró un ataque de caspa y a Grondona, una calentura de aquellas. En consecuencia, había más en la caja de pandora de las designaciones: Grondona, desde Abu Dhabi, dijo hay que bajarlo a Lunati y lo cambiaron por Furchi, que había quedado al margen de las designaciones de la fecha 18, por si algo pasaba y vaya si pasó. Al menos, alguien pensó bien, al dejarlo a Furchi stand-by. El informe sobre la tarea de Lunati, en Newell´s – Arsenal, fue calificado como bueno, conclusión: lo sacaron por otra cosa, e invitaron a que muchos nos preguntaramos, ¿por qué?

Pero Lunati habló, por Fox Sports radio del Plata, y terminó confundiendo más, avalando su reemplazo por Furchi. Le pareció bien. Muchos recuerdan lo que ocurrió con el chaqueño Daniel Gimenez, cuando abandonó el referato en "forma concensuada", previa liquidación de haberes. Recordemos, por si hace falta, que muchos pitos están siendo monitoreados y ellos, lo saben.

En medio de tanta protesta y desconfianza, vale aclarar que si en algún momento se dudó de la validez en la designación de Carlos Maglio para Gimnasia- Newell´s, porque ya había dirigido Central 3 – Estudiantes 0, el 11 de noviembre, por esta misma decimooctava fecha, estuvo bien designado: puede dirigir porque esos encuentros se jugaron en fechas diferidas.

El enfrentamiento Marconi (Sadra) – Romo (Colegio), no tiene retorno. Ramón Vicentela, representante del Sadra ante el Colegio, viajaba todos los martes desde Mar del Plata, la ciudad donde vive, para estar en las designaciones. Digo viajaba, porque Marconi lo retiró de su función, en una muestra de disconformidad para con el manejo de Romo. Un ejemplo de falta la de tacto, a la hora de definir qué dirige cada pito, es que le hayan dado a Lunati, Vélez – Central, cuando Horacio Usandizaga, presidente "canalla", desde hace rato, viene pidiendo el pase a retiro del árbitro. ¿No había otro?

Más allá de quién salga campeón, lo mejor que puede pasar es que se termine este torneo, por el bien del arbitraje. Llegará enero y Angel Coerezza, seguramente se transformará en asesor principal de Miguel Scime, en la Dirección de Formación Arbitral. Un lujo. Gustavo Bassi, que iba a formar árbitros en el interior, pasará a ocupar un cargo muy importante dentro de la estructura del Colegio. Una apuesta. Horacio Elizondo, agradecerá el haber dado un paso al costado. Un visionario.

¿Qué pasará con Jorge Romo? Sólo lo sabe don Julio, si es que lo sabe.

PD: Todos estamos esperando la "supuesta grabación" (Hay-Faraoni, San Lorenzo- Atlético Tucumán) que obligó a la AFA a despedir al RRPP. de los árbitros. Anibal Hay, mediante un documento, se hizo escuchar. Falta que hable la otra parte. Estoy convencido que no son represalías por las críticas que Hay, emitía desde los medios a los arbitrajes, de cada fecha. Uno cree que tal grabación existe, porque caso contario, estaríamos en presencia de otro bochorno.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.