Gallardo y el momento de transición: por qué cree que River debe buscar "una nueva novia que lo enamore"

Gallardo: "Yo tengo el deseo de ir por nuevos desafíos, tengo ganas de seguir y sé que tengo que pasar por esto"
Gallardo: "Yo tengo el deseo de ir por nuevos desafíos, tengo ganas de seguir y sé que tengo que pasar por esto" Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
24 de enero de 2019  • 07:12

La sensación en el Monumental es extraña. Pese a que ya pasaron dos partidos oficiales de la Superliga que dejaron dos derrotas inesperadas, la cabeza parece seguir en Madrid, Emiratos Árabes Unidos o algún aeropuerto lejano. El reciente recuerdo del histórico éxito en la Copa Libertadores derrotando a Boca en la final sigue retumbando en Núñez y el equipo todavía no puede recuperar energías para volver a mostrar el potencial que tiene. Así lo siente el técnico Marcelo Gallardo , quien habló de un "momento de transición" y dejó en claro que el tiempo ayudará para que River pueda lograr una mejoría.

"Tengo bronca porque volvimos a perder, porque no jugamos un buen partido y porque estamos en un momento de transición. Vamos a tener que recorrer este camino e ir pensando que nosotros somos otra cosa. Tener que vivir este momento nos hace perder partidos de local con rivales que se esfuerzan y trabajan mucho. Nosotros no estamos preparados para trabajar igual que nuestros rivales y te da impotencia, pero es entendible. Lo comprendo porque son cosas normales las que suceden, aunque no me gustan", analizó Gallardo en conferencia de prensa luego de la caída por 2-1 ante Unión de Santa Fe.

"No me preocupa el volumen de juego porque este equipo lo tiene. Me preocupa que no estemos con la energía para que funcione ese volumen que tenemos. Es muy normal lo que nos pasa, hubiese querido evitarlo pero con el correr de los partidos iremos recuperándonos y trabajando desde lo mental. Intentaremos que esa transición sea lo más corta posible", agregó el entrenador millonario.

Pulcro, de traje negro y esta vez sin la lapicera en la mano que suele mover sin parar durante las charlas con la prensa, el Muñeco dejó una particular metáfora sobre el presente de River y el amor que tiene que reencontrar.

"Si yo no estaba preparado para afrontar esta transición, me hubiese ido después del Mundial de Clubes. Pero yo tengo el deseo de ir por nuevos desafíos, tengo ganas de seguir y sé que tengo que pasar por esto. Estoy preparado si tengo que perder los primeros cinco partidos. Me voy a enojar, lo normal, pero son cosas que pueden suceder. Intentaremos evitarlas, me costará dormir porque no me gusta perder. Pero estoy preparado para pasar la transición, trabajar en el mientras tanto y preparar el equipo para ser competitivos. Vamos a tener que buscar una novia que nos enamore nuevamente, de eso nos alimentamos", destacó Gallardo, entre risas, y luego de decir que algún día conseguirá encariñarse con la Superliga.

Claro, el momento del Millonario en el torneo local no es el mejor: perdió tres de los últimos cuatro partidos y quedó a 17 puntos del líder Racing con dos partidos pendientes por jugar. Más allá de eso, el DT afirmó que apostó a jugar con lo mejor que tenía para intentar descontar puntos y hacer el intento de pelear el torneo, aunque no se le dio.

"Nosotros teníamos que darnos la posibilidad de jugar los partidos postergados con el equipo casi completo que venía jugando el año pasado. Quisimos darle actividad a esos jugadores para intentar recuperar puntos en la Superliga y ver si teníamos la chance de empezar a pelear. Era una apuesta. No salió", comentó Gallardo. "Ahora tengo que pensar en el semestre y eso significa trabajar porque las energías son bajas. Pero el tiro lo teníamos que tirar, el esfuerzo lo debíamos hacer. Yo hubiera preferido que los que venían jugando, que tuvieron tanto desgaste mental y físico, tuvieran más descanso. Pero si yo hubiera jugado con muchos chicos, con los que más energía tenían, me hubieran dicho que tiraba la Superliga. Hice el intento con lo mejor que tengo y no nos alcanzó".

La incertidumbre de Marcelo Gallardo patentada en su rostro durante el partido ante Unión
La incertidumbre de Marcelo Gallardo patentada en su rostro durante el partido ante Unión Fuente: FotoBAIRES

Otras frases de Gallardo

La explicación del "no hay nada más" en Madrid: "Cuando hablamos de energía primero hablo por mí. Yo me quedé sin energías el día de la final. Había pasado un mes y pico con muchísimas situaciones y traté de sostenerse firme después de todo lo que nos pasó. Y tras el partido me quedé sin energía, todos nos desinflamos y mi expresión del 'no hay nada más que esto' fue lo que sentí en ese momento. Pero después, aunque me costó durante esa semana de no poder dormir en Emiratos, me puse a pesar qué iba a venir y si estaba preparado para afrontar nuevos desafíos".

La rotación a futuro y las recientes derrotas: "Debo rotar, tengo que trabajar con los que tengan más energía, con los que no hayan sentido tanto el desgaste. Pero no podía hipotecar la Superliga aunque no pudimos ganar. Nos tocaron tres partidos de local seguidos, con equipos que se meten atrás y te obligan a estar lúcidos y nosotros no tenemos ni frescura mental ni lucidez. Y eso quedó marcado, era una película que ya había visto pero tenía que hacer el intento para intentar sacar algo positivo"

El murmullo del público hacia De La Cruz: "La exigencia siempre existió en este club y siempre va a estar. Va a depender de cada uno de los futbolistas para absorber de la mejor manera eso y tratar de cambiarlo por aplausos o reconocimiento. Yo creo en los futbolistas e intentaré desde mi lugar darle la confianza para que pueda explotar sus virtudes, que son muchas. Todavía le cuesta, es un jugador joven. Y es muy relativo... ¿cuántos años estuvo el murmullo por el Pity Martínez? Todo va a depender del jugador, de la paciencia de la gente y de mi virtud como entrenador"

Los refuerzos: "Ya dije que íbamos a buscar cosas puntuales, que nos pudieran dar soluciones y nos ha costado mucho en este mercado traer futbolistas. Vamos a tratar de darle crecimiento a los jóvenes y que puedan ir desarrollándose. Y esperaremos al mercado de mitad de año que es más abierto y te da más posibilidades. Se nos fueron pocos jugadores, entonces no queríamos traer por traer y acumular. Tampoco tenemos un gran poderío económico. Estamos bien, esperemos que Matías Suárez, que se suma mañana, nos pueda dar frescura. Viene a sumar, a competir y a pelear un lugar de igual a igual, lo que hace que eleve la competencia".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.