Huracán debutó con una derrota contra Cruzeiro en Parque Patricios

CONMEBOL Libertadores Fase de grupos
  • 0
Huracán

Huracán

  • 1
Cruzeiro

Cruzeiro

  • Rodrigo Eduardo Costa Marinho
Andrés Vázquez
(0)
7 de marzo de 2019  • 07:27

No levanta cabeza Huracán. El sombrío presente que lo embarga en la Superliga hizo mella en su debut por la Copa Libertadores 2019. Por el grupo F, y con la novedosa transmisión exclusiva de Facebook, perdió frente al poderoso Cruzeiro, de Brasil, por 1 a 0 y sumó su séptimo partido consecutivo sin triunfos. El gol en la lluviosa noche de Parque Patricios fue marcado por Rodriguinho a los 30 minutos del tiempo. Los hinchas quemeros reprobaron con silbidos la pobre actuación de su equipo.

Era muy necesario el triunfo para Huracán. Su situación no admitía otro resultado. Sin embargo, el conjunto dirigido por Antonio Mohamed volvió a fallar y agudizó su magro presente. Durante los primeros minutos el local intentó imponer su juego y arrimarse al arco de manera criteriosa. Cruzeiro, bien parado atrás, lo aguantó sin sobresaltos y con el correr de los minutos fue adueñándose de la pelota y del desarrollo. A la media hora, en una jugada muy bien coordinada, consiguió el 1 a 0: Fred pivoteó, Robinho cedió un pase maravilloso de emboquillada a Rodriguinho, este quedó cara a cara con el arquero Antony Silva y no perdonó. Huracán perdió las marcas y quedó al descubierto en defensa, un error que fue explotado por los brasileños.

En Huracán 0 vs. Cruzeiro 1, Facebook debutó como transmisor exclusivo de un partido de un equipo argentino por Copa Libertadores.
En Huracán 0 vs. Cruzeiro 1, Facebook debutó como transmisor exclusivo de un partido de un equipo argentino por Copa Libertadores. Crédito: Captura de Pantalla

Con el resultado en contra, el Globo comenzó a tener más el balón, pero careció de claridad y luminosidad. Empujó y chocó una vez y otra sin llevar peligro al arco, salvo por un disparo desviado de Omar Alderete. Eran arrestos sin una ruta segura, sin conexiones. El Globo precisaba más de Andrés Roa y Carlos Auzqui. El equipo sigue estando lejos de aquel conjunto fresco y de buenas sociedades que mostró el año pasado. Mientras, Cruzeiro sabía controlarlo. De hecho, en el cierre del primer capítulo, Egidio tuvo la chance de conseguir el 2-0, pero se topó con una buena salida del paraguayo Silva.

Christian Chimino y la complicación de dominar el balón entre charcos y con marca encima.
Christian Chimino y la complicación de dominar el balón entre charcos y con marca encima. Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

En el segundo tiempo, el Globo salió decidido a revertir la historia con más peso ofensivo. Mohamed mandó a la cancha a Andrés Chávez por el colombiano Roa, pero nada fue suficiente. Insistió con envíos cruzados, sacó a relucir voluntad y coraje y estuvo cerca de la igualdad por medio de Auzqui y Saúl Salcedo, que no resolvieron ante la salida del arquero Fábio. Fue persistente Huracán. No obstante, el visitante siguió marcando el pulso y nunca bajó la guardia. Se mantuvo atento y eso le bastó para maniatar a su adversario, que con el correr de los minutos lució más nervioso, al igual que su gente en las tribunas.

La derrota como local a manos de Cruzeiro obliga ahora al Globo a rescatar un buen resultado el próximo jueves en Quito contra Emelec, para que la pobre actualidad no traiga consecuencias en el futuro inmediato y complique demasiado temprano la clasificación en el grupo F.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.