La opinión de Lothar Matthäus: "No fue una Eurocopa para los amantes del fútbol gourmet"