Un campeón que no se cae: Racing empató 0-0 con Estudiantes y sigue adelante

Argentina Copa de la Superliga Ronda de 16
  • 0
Racing Club

Racing Club

  • 0
Estudiantes La Plata

Estudiantes La Plata

Nicolás Zuberman
(0)
4 de mayo de 2019  • 19:03

Desde el 30 de marzo, el día que Racing logró el empate que lo coronó como campeón ante Tigre, hasta este 0 a 0 ante Estudiantes pasaron 35 días. Luego vino la celebración ante Defensa y Justicia y 15 días de descanso antes de esta llave frente al Pincha. Que el campeón aun arrastra los festejos y la pausa por momentos se hace evidente, igual que la ausencia de su bandera Lisandro López.

En esta serie de octavos de final, no contó con Licha, Eugenio Mena y Andrés Ríos. En el partido de ida, Alejandro Donatti salió lesionado. Y ayer sucedió lo mismo con Leonardo Sigali. Salvo lo del chileno Mena, que arrastra una molestia en el talón, los otros casos fueron problemas musculares.

Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

"Es difícil volver a renovar las energías después de cumplir un objetivo", explicó el Chacho, que en ambos partidos tuvo como únicas variantes ofensivas en el banco al colombiano Mateo Casierra y a Alexis Cuello, dos futbolistas que no habían debutado en Primera. De los últimos seis partidos Racing venció solo en uno y empató los otros cinco: 1-1 con Colón, 1-0 a Belgrano, 1-1 ante Tigre, 1-1 ante Defensa, 1-1 con Estudiantes en La Plata y el 0-0 de ayer, que le sirvió para clasificarse por el gol de visitante.

Con esos atenuantes, el partido en Avellaneda tuvo condimentos parecidos al jugado en La Plata. Aunque hubo un poco más de pierna fuerte, quizá incentivado por la velocidad de juego que generaba el césped húmedo del Cilindro. Pero no se llegaba a percibir que fuera un partido eliminatorio, como si esta nueva Copa de la Superliga aún no se terminara de hacer carne en el campo, algo similar a lo que ocurrió en las tribunas anoche en Avellaneda y en otras canchas del fútbol argentino este fin de semana.

El local parecía tener cierta ventaja en el centro del campo, cuando encontraba a Matías Zaracho con espacios, pero fueron pocas las veces que logró salir desde el fondo limpio, una de las costumbres del campeón. Gastón Fernández y Mateo Retegui iban sobre Marcelo Díaz, Leonardo Sigali y Lucas Orban para desarmar la salida. Y Gabriel Arias elegía jugar largo. A los 22 minutos, Arias se acercó al banco de suplentes para consultar con Eduardo Coudet cómo resolver ese dilema. "¡Jugá!", fue la respuesta del entrenador.

Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

En los diez minutos anteriores a esa escena se había visto el mejor lapso del partido para Estudiantes, que generó riesgo sobre el arco de Arias y se sentía cómodo en el partido. Desde ahí, acaso después de aprovechar el aliento de sus hinchas para sacudirse la modorra y esa indicación del Chacho, Racing volvió a ser protagonista. Y a recuperar el ritmo que se volvió su identidad desde la llegada de Coudet. Pudo haber llegado la ventaja con un zurdazo de Soto, en un tiro libre, o con un cabezazo débil de Zaracho.

En la segunda mitad, la Academia sí logró imponer su ritmo. El Pincha ya casi no pisó el área local y la superioridad en la mitad de la cancha se volvió clara. Una doble tapada de Andújar ante Cristaldo y Cvitanich le puso suspenso al juego, justo lo que no necesitaba Racing, que no solo extrañó la templanza de López sino también sus 17 goles. Pese al evidente cansancio, pudo sostener el 0 a 0. Ahora, en cuartos, deberá volver a Victoria para medirse ante Tigre, justo donde gritó campeón hace 35 días. Será una buena oportunidad para cerrar el círculo y embarcarse en un nuevo desafío.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.