River fue el eje del festejo

La eliminación del conjunto de Núñez y el clásico que se jugará el próximo domingo potenciaron los cantos burlones de los simpatizantes xeneizes
Pablo Tomino
(0)
29 de mayo de 2003  

El recibimiento para Boca suponía que el club de la Ribera estaba frente a una instancia más trascendente y no un partido por los cuartos de final de la Copa Libertadores. Es que no faltaron fuegos artificiales ni bombas de papelitos azul y amarillo para acompañar el ingreso del conjunto de Carlos Bianchi. Y del resto se encargaron los 45.000 hinchas que prácticamente hicieron explotar la Bombonera. Como en las mejores noches de Copa Libertadores. La 12 se encargó de desplegar tres gigantescas banderas que cubrieron las bandejas de la tribuna popular local. Y pocos minutos después la fiesta encontraría varias razones para potenciarse aún más.

La eliminación de River en el torneo continental y el superclásico que recibirá la Bombonera en poco más de 72 horas se confabularon para desatar los cantos burlones. Todos, claro, dirigidos a la sentida parcialidad millonaria tras la abultada derrota ante América de Cali. No hubo agresiones ni desafíos amenazantes en las canciones. Sí mucho gozo e ironía.

La rápida ventaja que consiguieron los locales a través de Donnet y Tevez, más la victoria anteriormente conseguida en el desierto de Calama hicieron que el destino de la serie pareciera sentenciado de antemano. Y esto potenció las referencias para el superclásico que se viene. El cotejo de anoche pasó a un plano tan secundario que toda la atención se concentró en reírse del archirrival y advertirle también que el próximo domingo Boca se encargará de esfumarle cualquier ilusión que guarde de alcanzar el título en el actual torneo Clausura.

El descuento del chileno Patricio Galaz no cambió nada. Tampoco un segundo tiempo apenas discreto que prácticamente no ofreció emociones. Ya a nadie le importaba este encuentro. A cinco minutos del final, desde la voz del estadio se les anunció a los hinchas que luego del partido se podría disfrutar de nuevos fuegos artificiales. Pero La 12 no esperó e hizo su propia puesta en escena a pura pirotecnia. A estas alturas de la noche la Bombonera temblaba. Más, latía. Feliz por la actualidad. Muy confiada en lo que vendrá.

  • Récord de recaudación

    La recaudación de anoche fue la más alta que Boca consiguió hasta aquí en la Copa Libertadores 2003: $ 477.950. Esta cifra desplazó a los 404.930 pesos que se habían registrado ante Colo Colo, por el Grupo 7. ¿La tercera? También por la primera rueda, con Barcelona: $ 353.430.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.