Ronaldinho, de la pileta con cinco chicas a la amistad con Verón