Volvió el fútbol en Corea del Sur: festejos sin abrazos, parlantes para alentar y TV para muchos más países

Choque de puños para saludarse en el inicio la K-League, de Corea del Sur.
Choque de puños para saludarse en el inicio la K-League, de Corea del Sur. Fuente: Reuters
(0)
8 de mayo de 2020  • 16:00

La liga de fútbol de Corea del Sur inició su temporada tres días después de que el béisbol pusiera en marcha la suya, en otra señal de que el país comienza a regresar a la normalidad tras una serie de extenuantes esfuerzos para contener el coronavirus. En un marco de cuidado especial que incluyó barbijos en el banco de suplentes y un festejo de gol limitado a choques de puños y brazos, el campeón defensor, Jeonbuk Motors, venció a Suwon Bluewings por 1-0.

Lógicamente, en la K-League quedaron prohibidos los abrazos habituales en las celebraciones de los tantos, así como los escupitajos al suelo. Más allá de los roces habituales, en varios lapsos del partido se destacó el cuidado al detalle tanto en la cancha como fuera de ella. El gol sucedió a seis minutos del final, por un cabezazo de Lee Dong-Gook, legendario atacante de 41 años que protagonizó por Corea del Sur los mundiales Francia 1998 y Sudáfrica 2010. En el festejo, los jugadores de Jeonbuk apenas chocaron sus puños o sus brazos, y dedicaron el tanto al personal sanitario del país.

Antes del partido, jugadores, entrenadores, médicos, árbitros y el resto del personal necesario tuvieron que someterse a controles de temperatura. Según el protocolo, todo jugador o entrenador que supera los 37,5 grados debe ser aislado y objeto de un test de coronavirus. En caso de resultado positivo de un futbolista, sus compañeros y el equipo rival serán puestos en cuarentena durante dos semanas.

Por otro lado, en el banco de suplentes, cada integrante lució un barbijo. No sólo no hubo apretones de manos ni celebraciones multitudinarias: los diálogos entre los jugadores fueron escasos. Siempre con la idea de evitar una nueva propagación del virus.

Jeonbuk Motors venció a Suwon Bluewings por 1-0 en el comienzo del campeonato, que estaba pautado para el 29 de febrero.
Jeonbuk Motors venció a Suwon Bluewings por 1-0 en el comienzo del campeonato, que estaba pautado para el 29 de febrero. Fuente: AP

En sintonía, los simpatizantes no tuvieron permiso para ingresar al estadio mundialista de Jeonju (construido para la Copa del Mundo del 2002, con capacidad para más de 40.000 personas). Solamente la tribuna de prensa estuvo ocupada. En las gradas, sin embargo, hubo algunas banderas, con mensajes como "#C_U_SOON" ("hasta pronto") y "STAY STRONG" ("manténganse fuertes"). Otra curiosidad quedó reflejada cuando los organizadores hicieron emitir a intervalos regulares grabaciones con cánticos de los hinchas del club local.

Todos con barbjios en el banco de suplentes.
Todos con barbjios en el banco de suplentes. Fuente: AFP

La K-League tenía programado su inicio para el 29 de febrero, pero ese día fueron registradas 909 infecciones. Después de semanas de extensas pruebas y seguimiento de los contagios, la cantidad descendió a un solo caso desde mediados de abril. Aunque Corea del Sur ha tenido éxito conteniendo al virus en comparación con otras naciones -reportó 1810 positivos y 256 muertes-, admiten que los casos pueden resurgir en cualquier momento.

Si bien la pelota siguió rodando en Bielorrusia, Nicaragua, Taiwán, Turkmenistán y Tayikistán (este último frenó la actividad en los últimos días), la situación de la la liga surcoreana se destaca por tratarse de un fútbol más importante en estructuras, profesionalismo y calidad de jugadores, y fundamentalmente porque la temporada local es la primera que comienza -no hace una reanudación- en medio de la pandemia que azota al mundo.

Los aficionados no pudieron concurrir, pero sí hubo algunas banderas y una rareza: parlantes que emitieron cantos de hinchada.
Los aficionados no pudieron concurrir, pero sí hubo algunas banderas y una rareza: parlantes que emitieron cantos de hinchada. Fuente: AFP

La liga de 12 equipos, que pagó por 1100 pruebas para sus jugadores y personal a fines de abril -dieron negativo-, acortó el certamen de 38 a 27 fechas. Incluso puede ser reducida a 22 de ser necesario.

Televisoras de al menos 36 países, entre ellos, Alemania y Reino Unido, han adquirido los derechos de la liga surcoreana para saciar la sed de fútbol de sus espectadores. La pasada temporada, apenas seis países, todos asiáticos, se habían interesado por el campeonato.

Sólo la tribuna de prensa estuvo ocupada.
Sólo la tribuna de prensa estuvo ocupada. Fuente: Reuters

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.