Neymar ya está en Río, se operará el sábado y tendrá para tres meses de recuperación: no corre riesgo el Mundial